Vídeo. El equipo se despide de Grada Joven tras el descenso

La plantilla de la UD Almería se esperó durante un buen rato en el terreno de juego, tras la derrota ante el Valencia que confirmaba el descenso de categoría. Entre las lágrimas de unos y los abrazos de consuelo de otros, los jugadores permanecieron sobre el césped durante un buen rato, hasta que se acercaron a la zona de preferencia donde se ubica la Grada Joven, para agradecerles su incondicional apoyo y finalmente dirigirse camino de los vestuarios.

Los cánticos de apoyo a los jugadores se sucedieron durante minutos, algo inusual en un campo que acaba de vivir un descenso, con un equipo que sólo ha sido capaz de sumar 32 puntos en toda la temporada. La afición almeriense supo valorar el esfuerzo de los suyos y las limitaciones de éstos, por eso no hubo reproches hacia nadie, ni tan siquiera sobre Alfonso García, presidente del club, que pese a la nefasta gestión de esta temporada, ha regalado 6 años de Primera División a una ciudad que antes de su llegada, ni soñaba llegar a vivir una época de tantas alegrías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *