Respeten el himno

12/10/19. César Vargas / @_CesarVargas

Hoy el Mediterráneo volverá a abrir sus puertas para acoger un encuentro de esta renovada UD Almería de Pedro Emanuel y Turki Al-Sheikh. La última vez que lo hizo fue para colgar el cartel de ‘no hay billetes’ ante el Cádiz, en uno de los partidos que más expectativas generó de los últimos años entre la afición unionista.

Tantas eran las ganas que había de fútbol que, a la salida de los equipos, buena parte de esta hinchada normalmente apagada y tranquila se animó a cantar el bonito himno rojiblanco. Fueron unos segundos atípicos en el estadio. Unos segundos de unidad y subidón a los que se iba sumando cada vez más gente. Unos segundos, simplemente. Lo que tardó la megafonía en aguar la fiesta y entonar las alineaciones, solapando el himno y haciendo que la entrega de la gente se disipase.

El club tampoco propuso ningún mosaico ni llevó a cabo ninguna iniciativa como recibir al autobús del equipo en su llegada al recinto, como antaño. Tampoco las peñas. Al menos, no con la fuerza necesaria. Una pésima forma de aprovechar la ilusión generada.

Son muchas las aficiones que entonan el himno de su club a la salida de los equipos. Incluso, en la mayoría de los casos, a capela, es decir, sin necesitar, ni siquiera, la ayuda de la música. En Almería es imposible que ese ejemplo cunda porque no se hace nada por fomentarlo.

A todos nos generan envidia sana aquellas aficiones que veneran sus señas de identidad. Poder ser como ellas es muy sencillo. En número ya hemos crecido. Solo falta que desde el club se dé ese salto de calidad y se empiecen a promover estas cosas. Respetar el himno e, incluso, poner la letra en los videomarcadores sería un excelente comienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.