Fútbol y política

18/10/19. César Vargas / @_CesarVargas

Los tristes incidentes que se están viviendo en Cataluña han terminado salpicando al fútbol. Y no solo por el ya famoso comunicado del FC Barcelona, sino por el aplazamiento del Clásico, un hecho que ha abierto la veda para que decenas de periodistas deportivos puedan aportar sus disparatadas opiniones, llenas de odio en muchos casos, con respecto a la situación catalana en tertulias más próximas a lo que se esperaría escuchar en cualquier barra de bar que en prestigiosos programas radiofónicos.

No hay que mezclar deporte y política, dicen quienes no dejan de hacerlo continuamente, como si la única forma que hubiera de aunar ambos mundos fuesen las manifestaciones en favor de la independencia que se celebran en el Camp Nou. No. Hay un sinfín de formas de mezclar deporte y política. Despreciar a Guardiola como entrenador solo por sus ideales es mezclar deporte y política. Llevar la bandera de España a tu estadio porque viene a jugar el equipo vasco de turno es mezclar deporte y política. Silbarle a un jugador catalán de la selección española es mezclar deporte y política. Y, más allá de esto: portar brazaletes con los colores de la bandera LGTBI es mezclar deporte y política. La campaña ‘no al racismo’ en boca de los futbolistas es mezclar deporte y política. Luchar por la igualdad de género en el fútbol es mezclar deporte y política.

Es imposible no mezclar dos universos tan gigantescos. Imposible. Se tocan. Inevitablemente. Los palcos están repletos de autoridades y los clubes necesitan entenderse con ellas para prosperar. Las aficiones poseen ideologías. Los futbolistas tienen opiniones. Incluso, a lo largo de la historia el deporte ha servido para que numerosos colectivos maltratados tengan visibilidad.

La política se inmiscuye en el deporte y viceversa. Ha sido así siempre y lo seguirá siendo. Lo importante es que sirva para luchar por causas justas. Sin fanatismos. Con coherencia. Justo lo que les está faltando a ambos bandos en Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.