Cambio de chip

20/08/19. Raúl Piñeiro

La contundente victoria del sábado ante el Albacete fue una grata sorpresa. El Almería fue un equipo sólido, sin fisuras en defensa, con una presión asfixiante y una verticalidad que son herencia de lo que hizo Fran Fernández y lo que tenía pensado hacer Oscar Fernández. Hay quien quita méritos a los rojiblancos diciendo que el Albacete no compareció, pero creo que es justo darle algo de valor al buen trabajo realizado por los futbolistas rojiblancos, con una alineación con muchos jugadores casi inéditos el curso pasado.

Los jugadores han cambiado el chip y se han adaptado a las nuevas circunstancias. Esa base que jugó el sábado, no daría para nada más que pelear por la permanencia en Segunda, pese a los fichajes de la dirección deportiva que lideraba Corona. Sin embargo, esa misma base, con los refuerzos que están llegando y que aún quedan por llegar, sí que puede aspirar a cotas mayores. Esa es la principal diferencia entre el viejo y el nuevo Almería. En ambos casos, hemos perdido a Saveljich, Eteki, Rioja, Juan Carlos y Álvaro. En el viejo Almería, la apuesta por sus sustitutos no era fuerte. De hecho, se podía discutir que los planes del club no iban a mejorar a las salidas.

Sin embargo, la dirección deportiva que lidera Darío Drudi está trabajando en traer futbolistas que mejoren lo que se perdió. Así, además de traer a Iván Balliu, un lateral contrastado y cotizado; se ha traído a Nikola Maras, central serbio que destacó en la Primera portuguesa; se trabaja en el fichaje de Petrovic, mediocentro internacional por Serbia procedente del Sporting de Lisboa, histórico top 3 de Portugal; y en la del argentino Valentín Vada, del Girondins francés, aunque la temporada pasada estuvo cedido en el St Etienne, cuarto clasificado en Francia. Y aun falta por ver la delantera.

La ambición es evidente, pero hay aun un sector importante de la afición que no acaba de fiarse del nuevo propietario y no le quieren dar una oportunidad a este ilusionante proyecto, sin darle un margen de confianza para que hagan su trabajo (¡solo llevan aquí dos semanas!). Es hora de que la afición cambie el chip también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.