Volver a soñar

26/05/19. Javi Montoya 

Una noche soñando en un sueño soñé que estaba soñando con la UDA. Será que no aprendo a conformarme con lo que me da, que a veces también sueño de día, despierto. Sueño con no volver a empezar de cero sin Fran. Sueño con que René y Fernando no sean los únicos que no toman la puerta de los que considero importantes y que, de paso, se la abran dando las gracias sin más a los que me sobran.

Sería un bonito sueño que se apostase por la pieza clave de este y algún otro año atrás. Aquel que llegó de la mano de Gorosito y acabó celebrando la permanencia en Córdoba; soñé con que Saveljich seguiría. Desperté y no estaba. Seguí soñando y volvió. Soñar con desvincularse del Levante no es suficiente: si quien debe materializar el sueño no espabila, algún otro equipo de Primera puede tocar a su puerta o muchos de Segunda son capaces de poner la pasta y adelantarse. Y sueño roto.

Suelo soñar con otras idas y venidas actuales aunque también tengo sueños vintage, sobre todo estos últimos días con los recuerdos del ascenso. Una docena de años y dos docenas de futbolistas nos llevaron a la gloria. Así, he soñado con Gorka Larrea, que nos sigue llevando en el corazón, casi tan rojiblanco como txuriurdin. Le sigo teniendo mucho aprecio a jugadores como aquel; otros seguirán soñando con Casuco y Nanni y tendrán pesadillas con Verza -¿no es verdad, amigo Raúl?-, del que muchos también se acordarán en sueños diurnos y nocturnos imaginando que vuelve y forma pivote con otro exiliado como Fran Vélez… Como dijo el torero Gallo cuando le presentaron al filósofo Ortega, “tié q’haber gente pa to”. A saber qué pensó el segundo del primero. Y Gasset de la situación.

Medio en duermevela, mi sueño acababa y sabía que José Ortiz no había salido por la puerta grande ni era importante en la UDA, como estaba soñando. Eso me desazonó. Cuando desperté, Alfonso García sí seguía aquí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.