Vídeo. Descenso y Champions, las dos caras del fútbol

El encuentro de la última jornada de liga, que medía a la UD Almería con el Valencia, trajo consigo el amargo sabor de la derrota a gran parte de los aficionados que se dieron cita en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, al mismo tiempo que propiciaba el júbilo y la alegría desmedida, de unos mil seguidores valencianistas que se desplazaron ese día con su equipo.

Fueron, sin duda, dos caras muy diferenciadas de lo que se puede vivir en el mundo del fútbol, y es que mientras los jugadores de la UDA se lamentaban en el centro del terreno de juego, por la consumación del descenso de categoría, la esquina de Preferencia donde se ubicaba la afición visitante, saboreaba las mieles del triunfo vitoreando y dedicando cánticos a los suyos, tras haber logrado introducirse en la élite del fútbol europeo, consiguiendo la cuarta plaza de la liga, que da derecho a disputar la eliminatoria previa de la Champions League.

Los Negredo, Alves y Piatti, que tantas satisfacciones dieron al club almeriense en su momento, festejaban en la tierra donde explotaron como jugadores, una de las mayores alegrías en sus carreras deportivas, a costa, por desgracia, de descender a Segunda división al club al que tanto deben. Casualidades del fútbol y de la vida, quienes más aportaron a la entidad rojiblanca en su día, son hoy los que la devuelven a la categoría de plata, defendiendo, como no podía ser de otra forma, sus intereses y los del club al que ahora se deben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *