Vendrá algún refuerzo seguro

12/01/18. Manolo Serrano

No me cabe la menor duda de que el Almería, y más concretamente la dirección deportiva con Miguel Ángel Corona a la cabeza e Ibán Andrés asesorando, se han puesto, desde hace ya un tiempo, manos a la obra para reforzar al equipo en lo que resta de mes de enero, sobre todo para buscar un jugador de ataque. 

Impedimentos tendrán, porque no es fácil traer jugadores en el mercado invernal que realmente cuadren con lo que se busca, ya saben aquello de “bueno, bonito y barato”, que para comprar un bolso de rebajas está muy bien, pero para acertar con un futbolista la cosa se complica.

Los que no tienen hueco en primera vienen de largos periodos sin jugar y con un caché elevado, los que emergen con fuerza de segunda B, son eso, jugadores de inferior categoría que tienen que demostrar aún que siguen siendo válidos una vez que han dado el salto, y éstos realmente no van a tener tiempo en media temporada de demostrarlo. Y los que están en segunda y no han cuajado en sus respectivos equipos vienen a ser más de lo mismo, cambios de cromos, futbolistas que por “h” o por “b” no están cuajando una buena temporada, de los que también le sobra alguno al propio Almería.  

La ventana invernal nos es otra cosa que el mercado de las urgencias, y al que acuden los que más necesitados están, por aquello de buscar un cambio de dinámica aunque sea a la desesperada. Sabemos que el Almería no está para tirar cohetes, pero su situación mejora lo visto y vivido en las dos anteriores temporadas. La necesidad del Almería es más de fondo de armario, por aquello de las lesiones, aunque también necesite un hombre “gol” que nos facilite un final de campeonato tranquilo.

Dicho esto, permítanme que confíe una vez más en Corona, nunca nos ha fallado, él trajo a Lucas Alcaraz, un entrenador experimentado y de superior categoría, y ha acertado de lleno, pues nadie habría explotado mejor los escasos recursos de esta corta plantilla que el técnico granadino.

Tampoco sería del todo justo decir que se falló en la confección del actual plantel, y es que ha habido de todo, errores y aciertos, pues por poner un par de claros ejemplos, nadie discute que René es un auténtico porterazo y que Rubén Alcaraz está dando un alto rendimiento, además en forma de goles y que tanto necesitamos ante la ausencia de un delantero con más olfato de gol, el verdadero lunar de este equipo, que cabe recordar, ya no dispone de un presupuesto privilegiado en segunda.   

Teniendo en cuenta sus limitaciones, la dirección deportiva no ha hecho un mal trabajo, mantener a gente como Pozo o Motta tampoco habrá sido fácil y ahí están, un año más en el Almería. Paciencia, insisto, seguro que llegará algún refuerzo, como mínimo uno para el ataque, quizá un jugador versátil que pueda actuar de punta o de extremo diestro, pero no duden que llegará. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.