Valoraciones jugador por jugador. UD Almería 0-1 Real Oviedo

28/04/19. Miguel Cano

El Almería cayó derrotado frente a un Oviedo que fue superior a lo largo de todo el partido. El encuentro no deparó muchas ocasiones y los jugadores de ambos equipos abusaron del balón largo.

Los visitantes abrieron la lata a los cuatro minutos del inicio de la segunda mitad, un gol que desesperó al conjunto rojiblanco. La entrada de Chema revolucionó el juego de los suyos pero no fue suficiente para desarbolar a un cuadro ovetense muy bien plantado.

Estas fueron las valoraciones del partido jugador por jugador:

René (7) Seguro. No pasan los años para el guardameta gaditano, que mantiene los reflejos y la agilidad intactos. Se tuvo que emplear a fondo tanto en el 5´ como en el 84´ y supo leer muy bien las jugadas de ataque ovetenses. No pudo hacer nada en el único gol del partido, ya que el disparo de Tejera fue desviado de manera desafortunada por Owona.

Romera (5) Endeble. Sin lugar a dudas no fue el mejor partido de Romera. No contuvo a Saúl Berjón, uno de los principales responsable del peligro llevado a la meta de René. Igualmente, le costó mucho recuperar la posición tras ataque, una faceta en donde tampoco se le vio. Se marchó sustituido en el 59´ por Narváez.

Owona (8) Todoterreno. A pesar de la derrota de su equipo, el zaguero cumplió un brillante partido. Consciente de sus limitaciones, aprovechó al máximo sus dos principales virtudes: la velocidad en el corte y el juego aéreo. Por ello, volvió a ser el líder de la zaga.

Saveljich (7) Atento. No fue un día plácido para los centrales rojiblancos, que tuvieron que multiplicarse para frenar las acometidas de la doble delantera asturiana. Saveljich no se escondió pero el temor al error le llevó a rifar la pelota demasiado. Aún así, dispuso de dos oportunidades de cabeza que evidenciaron por enésima vez su poderío aéreo.

Iván Martos (7) Sobrio. El canterano luchó como el que más y fruto de su esfuerzo, secó a un desesperado Yoel Bárcenas. Fue valiente y quiso incorporarse en ataque para ayudar pero el rigor táctico del rival se sobrepuso a sus buenas intenciones. Tuvo el empate en la última jugada del partido pero su testarazo se marchó arriba del arco custodiado por Champagne.

De la Hoz (6) Comprometido. En un partido sin prácticamente centro del campo, De la Hoz apenas destacó, si bien jugó mejor en la primera parte. Aquí apenas perdió balones y salió de jugadas comprometidas para su equipo. Se diluyó un poco en la segunda parte.

Eteki (7) Lapa. Se marchó en el 59´ pero disputó en el tiempo que estuvo en el verde un partido digno de elogio. Se sacrificó por sus compañeros y fue más aseado que otras veces en los distintos lances del juego. De hecho, su trabajo, con De la Hoz como gregario, aportó el empaque necesario para combatir a un Oviedo con numerosas bazas ofensivas.

Rioja (7) Atrevido. Si el Almería estuvo lejos de su versión, fue en parte por culpa de los hombres de ataque. Aunque Luis Rioja no se salvara, fue el que más lo intentó. Dejó dos jugadas maravillosas en donde hizo gala de su velocidad endiablada y su desborde pícaro. Le faltó regularidad a la hora de atacar por banda, aunque cada vez dispone de más confianza, y eso se nota.

Juan Carlos Real (6) Desacertado. El mago ha perdido un poco de su poder en los dos últimos partidos pero nunca ignora la coyuntura de su equipo. No interpretó algunas jugadas de la mejor manera, pues de lo contrario, habría generado mayor peligro en la defensa azulona. Aún así, estuvo muy bien marcado en todo momento por lo que en la mayoría de las ocasiones no le dejaron darse la vuelta y romper líneas.

Corpas (6) Inofensivo. Fue el atacante con menos acierto e incidencia en el juego rojiblanco. Nadie discute ya su trabajo en la cobertura pero le faltó convicción y mordiente ofensiva. Ahora bien, cumplió con su cometido como lateral e incluso apuró en una ocasión línea de fondo para plantar un centro peligroso al primer palo.

Álvaro Giménez (6) Luchador. El compromiso de este delantero para con su equipo no admite dudas. Intentó provocar jugadas de peligro a través de la peinada pero se convirtió con el paso de los minutos en una isla desierta. Producto de ello, bajó algunos balones en el primer apartado pero no encontró compañeros para la construcción de la jugada. Tampoco pudo disparar así que acabó desquiciado.

Los cambios:

Chema Núñez (8) Agitador. Al igual que el encuentro en la Rosaleda, Chema salió a demostrar su valía y a aportar algo de clarividencia a unos ataques locales demasiado previsibles. Desde su entrada, el Almería jugó más en campo contrario y abandonó la vía del “pelotazo”. En este sentido, aportó criterio y calidad en los sucesivos ataques posicionales, pues la pidió en todo momento. Dos de sus centros derivaron en las ocasiones de Saveljich y Narváez, y Champagne frustró su disparo de media distancia.

Narváez (5) Desaparecido. El jugador propiedad del Betis entró a la hora de partido con el fin de dar respuestas a su equipo en ataque pero no lo consiguió. Ni siquiera se apreció a lo largo de toda su estancia en el verde que lo intentara. Solo entró en juego con un remate con la testa en el borde del área tras un magistral envío de Chema. Se marchó supuestamente por problemas físicos en el 82´, dando entrada a Demirovic.

Demirovic (S.V). No está siendo la temporada del bosnio en materia goleadora, si bien apenas le dio tiempo a reivindicarse. Su entrada al campo entroncó con una etapa de partido marcada por los parones y el ataque en estático. De todas formas, se mostró más inoperante que efectivo en esta suerte del juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.