Valoraciones jugador por jugador. CD Lugo 4-2 UD Almería

06/05/19. Miguel Cano

El Almería desbarató sus mínimas opciones de playoff en un partido para olvidar de los chicos de Fran Fernández. Los visitantes empezaron bien pero la defensa no rindió al nivel esperado y concedió demasiado a sus rivales. Un minuto después de colocar Álvaro el empate anotó Barreiro para marcharse al descanso con ventaja. El 3-1 enterró prácticamente las esperanzas de los visitantes, hecho que se confirmaría con el tanto de Lazo.

Estas fueron las valoraciones del partido jugador por jugador:

René (5) Regular. El capitán del equipo tuvo que recoger hasta en cuatro ocasiones el balón de sus mallas, hecho que todavía no se había producido esta temporada. Pudo hacer bastante más tanto en el segundo como en el cuarto gol. No se comunicó bien con la defensa y no blocó el centro raso en el primer caso mientras que no protegió lo suficiente su palo en el segundo.

Romera (3) Insufrible. El nivel de Romera no ha estado al esperado en los dos últimos partidos. Como con Saúl Berjón la pasada jornada, sufrió demasiado con Lazo, otro jugador talentoso al que dio demasiado espacio. Gran parte de la culpa de las internadas del joven jugador se debieron a él y tampoco defendió bien a Barreiro en la jugada del tercer gol lucense. Se marchó sustituido en uno de los peores partidos que se le recuerdan.

Saveljich (5) Endeble. No se mostró tan expeditivo como en otras ocasiones ni recuperó tantas bolas. Perdió la batalla contra los atacantes del Lugo y no se vio en él ningún atisbo de recuperación. El error en la salida de balón del cuarto gol lo terminó de condenar en un encuentro en el que nunca estuvo a la altura.

Owona (4) Inseguro. La versión del Owona desbordado, demasiado nervioso y fallón salió a escena en el peor momento posible. A diferencia de otros partidos, no pudo evitar la aparición de sus defectos ni tampoco los compensó con sus virtudes en el despeje. Cometió dos errores groseros, pues despejó en semifallo hacia el centro de su área en el primer gol y defendió desde muy atrás en la jugada del tercer gol.

Martos (5) Coladero. El canterano comenzó con ganas de demostrar, incorporándose al ataque y rematando hasta en dos ocasiones en la primera parte. También dio una asistencia a Caballero en el segundo apartado, dando más de una razón para una buena nota. Sin embargo, su rendimiento en defensa volvió a ser deficiente, pues no estuvo pendiente de cubrir y marcar mejor a sus respectivas marcas. Lo principal para los laterales es defender, y Martos lo olvidó ayer.

Eteki (4) Superado. Los centrocampistas rojiblancos realizaron un partido que no representa su rendimiento a lo largo de la temporada. Ya se presupone que Eteki no es un creador pero no ejerció sus labores de “stopper” en el centro del campo. El cinco del Almería no realizó su trabajo de manera que Fran lo retiró del verde llegada la hora de batalla.

De la Hoz (5) Impasible. No se le vio tan comprometido como otras veces y fue una mera sombra que deambuló por el Anxo Carro. Su pasividad también lo llevó al banquillo aunque antes pudo compensar su actuación con un soberbio gol de volea.

Rioja (4) Individualista. Apenas se le vio al ex del Marbella con sus compañeros, y cuando lo hizo fue sin peligro. Tampoco le funcionaron las jugadas individuales a uno de los jugadores más en forma del equipo. No participó en ninguna jugada peligrosa de su equipo aunque Fran confió en una reacción que no llegó por su parte.

Juan Carlos Real (7) Faro. De lo poco salvable del Almería en Lugo. Aunque se marchó sin gol, fue casi siempre protagonista de los ataques rojiblancos. Se giró, filtró balones y contemporizó. En definitiva, arrojó algo de luz a su equipo en ataques posicionales y rápidos. Tras la entrada de Chema en el 68´, cayó a banda izquierda donde se le vio menos.

Corpas (5) Ingenuo. El extremo del Almería apareció algo más que Corpas como extremo pero le faltó confianza en sus posibilidades. Solo en una jugada de la primera parte se adentró hasta la línea de fondo, registro muy pobre para un jugador que ha dado mucho más esta temporada. El mal partido de Romera lo llevó al carril, aunque tampoco él fue capaz de cerrar las heridas que abría con cada ataque Lazo y compañía.

Álvaro Giménez (6) Pícaro. Solo se le vio en el juego en algunas jugadas de la primera parte. No obstante, apareció cuando su equipo más lo necesitaba anotando un gol de pillo. Ni Chema, Juan Carlos ni Rocha se mostraron capaces de asociarse con él en la segunda parte, siendo eclipsado el pichichi rojiblanco por Caballero.

Los cambios:

Chema (5) Decepcionante. Visto el panorama del partido, Fran le dio la oportunidad de jugar durante media hora. Solo al principio entró en juego e influyó en él, pues luego se contagió del ritmo de partido y se acabó diluyendo. No se le pide a Chema que se eche equipo a la espalda cada vez que salga pero debe aportar mucho más si quiere terminar de ganarse la confianza del técnico rojiblanco.

David Rocha (5) Ineficaz. El partido del centrocampista se podría catalogar de ineficaz a la par que inoperante. No cambió el guión del partido, y aunque el Almería acumulara algunas ocasiones de peligro en la segunda parte, no supo contener a sus marcadores. Ahora bien, su golpeo de balón es una arma innata y Fran quiso aprovecharlo para el balón parado.

Pablo Caballero (7) Poderoso. Los 191 cm del argentino no pasaron desapercibidos para Fran en un partido de estas características y decidió incluirlo en el 68´. Desde su entrada, se convirtió en la verdadera pesadilla de los defensas lucenses. Ejerció como un verdadero imán de los balones por alto, y fruto de ello, llegaría su tanto de cabeza. De hecho, fue el único cambio que surtió efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.