Memorias Rojiblancas. Unai Emery, el arquitecto

15/11/18. Aarón Martínez

Hace dos semanas comentábamos que Paco Flores era el hombre que puso los cimientos de un Almería aspirante al ascenso. Pero alguien tuvo que finalizar la gran obra. Elevar la edificación a cotas de primer nivel, tales como la Primera División. Y ese arquitecto sería Unai Emery.

Una temporada magnifica en el Lorca rozando el ascenso le valió para llegar al conjunto rojiblanco. Con 34 años era el entrenador más joven de la categoría. Alguien en que Alfonso García había depositado mucha confianza. La pareja Olabe – Emery trae a jugadores como Mané, Corona, Westerverld o Bruno Saltor. El proyecto estaba listo para arrancar.

Sin embargo, debuta con tres derrotas seguidas y seis goles encajados. Cero puntos para comenzar. Frente al Cádiz (2-1) se empezó a ganar, en Ponferrada comenzamos a creer y el 19 de mayo de 2007 todo se convirtió en realidad. Un sueño que parecía inalcanzable estaba a punto de lograrse. Un ascenso 28 años después. Partido de los grandes en el Mediterráneo y, con el 3-1 final, locura en las gradas y en el campo. El objetivo se cumplió y Unai ya había escrito su nombre en la historia del fútbol almeriense.

Aunque esto solo fue el comienzo de una época dorada de nuestra historia. La siguiente temporada, ya en Primera División, el equipo de Unai Emery sorprendería incluso a los más optimistas. Con un fútbol de calidad, situó al equipo octavo, rozando la UEFA. Victorias en plazas como Mestalla (0-1), Sánchez Pizjuán (1-4) o Montjuic (1-3). Sin embargo, si alguien recuerda una victoria de esa temporada es la lograda frente al Real Madrid. Emery realizó un planteamiento que aplastó al conjunto blanco dirigido por Schuster. 2-0 con muchos frotándose los ojos para creer lo que estaban viendo.

Metódico, estratega, lector voraz, conocedor de egos. Estudió y aplicó como nadie técnicas psicológicas en la gestión del vestuario. Sentó a Felipe Melo un par de veces en la temporada aun sabiendo que era de los mejores. Así hizo que mejorase y diese todo en el campo. Un diez con entrenador tanto fuera como dentro del campo en estos dos años.

“Llevaré al Almería en mi corazón siempre”. Esto dijo Unai Emery en su despedida. Su nombre también permanecerá en nuestros corazones. Por ser el hombre en ese maravilloso ascenso y darnos nuestra mejor temporada en Primera. Se fue con 36 años. Pero se fue como una leyenda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.