Una sociedad peligrosa

29/05/18. Raúl Piñeiro

El Almería lleva 5 temporadas consecutivas en las que lo deja todo para la última jornada. El próximo sábado, en Lugo, en 90 minutos, tendrá que arreglar el desaguisado de esta campaña. De no hacerlo, tirará por la borda 18 años en la Liga del Fútbol Profesional. Nos iremos a las catacumbas del fútbol donde malviven clubes históricos como el Real Murcia, el Recreativo de Huelva o el Racing de Santander. Una Segunda B de la que es difícil salir, pese a que al Mallorca solo le haya llevado una temporada.

Sí, ya sé que mi discurso catastrófico está muy repetido, pero es que por más que uno lo repite, Alfonso García se empecina en asociarse con la diosa fortuna temporada a temporada, sin preocuparse lo más mínimo en intentar arreglar las cosas de antemano. Es este Almería de  Alfonso, el Tuco de “El Bueno, el Feo y el Malo”, que se dirige presto a la horca confiando en que el Rubio, en este caso la diosa fortuna, rompa la cuerda y lo libre de ahorcarse, esto es, el descenso.

¿Cómo hemos permitido llegar a esta  situación una vez más? Es difícil de entender, aunque más fácil de explicar. Alfonso ha devaluado la plantilla temporada tras temporada, ha dejado las decisiones deportivas en las manos equivocadas y ha jugado con los sentimientos de una afición que no se merece pasar esta agonía y mucho menos descender de categoría.

El sábado en Lugo se puede cerrar varios círculos. En Lugo debutó Fran Fernández como entrenador del primer equipo la temporada pasada y logró una brillante victoria, vital para el devenir del campeonato y lograr la permanencia. En Lugo Fran se juega su futuro y el de la entidad. En Galicia, en Pontevedra, logramos volver a Segunda A de la mano de Juan Casuco. En Galicia, en este caso Lugo, podemos despedirnos de la categoría de plata o podemos volver a nacer si logramos la permanencia y de una vez por todas el presidente se da por aludido. En Primera Alfonso no lo hizo y a la segunda bajamos. En segunda será la tercera vez que nos lo juguemos todo a 90 minutos. ¿A la tercera va la vencida? o ¿No hay dos sin tres?

One Response to Una sociedad peligrosa

  1. Virginio dice:

    Solo nos queda apelar a la grandeza de este deporte, donde puede pasar de todo, porque si pasa lo que debería, bajamos seguro, primero porque veo difícil ganar en Lugo, segundo porque los de abajo están apretando de lo lindo y tercero porque somos el único equipo de todos los implicados en el descenso que no dependemos de nosotros mismos, así que visto lo visto o sucede un milagro o nos vamos de cabeza al pozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.