Una noticia buena y otra mala

 

 

 

 

 

 

 

28/03/19. Miguel Cano

Nos encontramos a finales del tercer mes de 2019 y la UD Almería todavía no ha podido dormir en zona playoff. Tras la contundente victoria del Mallorca ante el Zaragoza, la meta se complica más para el Almería. Seis puntos lo separan de la tan ansiada sexta plaza, que da acceso a los puestos de promoción.

El cuadro rojiblanco no ha sido capaz de perforar las redes en sus últimos tres partidos, si bien solo ha encajado un gol. De estos datos, se derivan las dos características más palpables que se están viendo en el equipo en las últimas semanas: la falta de pegada y la labor defensiva. El Almería se ha acercado a la victoria en estos partidos (sobre todo los dos últimos) pero ni la pegada ni la suerte lo han acompañado.

La pólvora se ha mojado y Fran Fernández lo sabe. Por ello y por otras razones, confió en Demirovic y el propio Narváez contra el Granada. Los rojiblancos fallan demasiado y eso les lleva a no cerrar los partidos. En los últimos tres encuentros, los jugadores han probado la suerte del tiro en treinta y cuatro ocasiones, de los cuales solo cinco han ido entre los tres palos. Estos guarismos distan mucho de la situación de otros equipos, que basan parte de su juego en la efectividad de sus atacantes. En definitiva, el Almería genera pero no materializa.

La esperanza llega en la parte de atrás, una retaguardia generosa en el esfuerzo y sobresaliente en la labor defensiva. Salvo excepciones, todos los integrantes de la zaga se han mostrado muy enchufados a la largo de la temporada. Comandados por René y por Saveljich, el verdadero líder del equipo han echado al cerrojo a la meta unionista. El resultado más claro lo vemos en la tabla clasificatoria: veintiséis tantos encajados en treinta y un choques. De toda la categoría, solo Granada, Málaga, Deportivo y Albacete, por ese orden, han encajado menos. Sin duda, todo un motivo de orgullo y alegría para el combinado almeriense.

Esta cifra no acaba aquí. Hace unos días, apareció en las redes una imagen que ilustraba una vez más las virtudes del equipo en la parcela defensiva. La fotografía mostraba los equipos de España de 1ª, 2ª y 2ºB que menos goles habían recibido dentro de este año. Así pues, el Almería es el segundo equipo que menos goles ha encajado con únicamente cinco tantos.

Con todo, la clave está en el equilibrio, el equilibrio entre defensa y ataque. A falta de once jornadas, su consecución es más que factible y el equipo seguirá luchando por tenerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *