Un descenso esperado

 

 

 

 

 

 

 

15/03/19. Rubén Rozas

Negro fue el pasado fin de semana en la UD Almería, los dos primeros equipos masculinos cayeron derrotados, algo que también hizo por primera vez en toda la temporada el conjunto femenino, que se mantiene líder de su categoría. Este fin de semana, la escuadra dirigida por Fran Fernández recibirá la visita del Granada CF, uno de los equipos que ocupa posición de ascenso directo.

En lo que respecta al segundo equipo masculino rojiblanco, el descenso parece estar al llegar, aunque matemáticamente todavía sea posible la salvación. El cuadro comandado por Esteban Navarro ocupa la penúltima posición en el grupo IV de la categoría de bronce con 19 puntos logrados tras cuatro victorias, siete empates y diecisiete derrotas. Este domingo se enfrentarán en tierras malacitanas al Atlético Malagueño, colista del grupo. Un duelo que comenzará 30 minutos antes que el UD Almería-Granada CF. Se verán las caras dos de los equipos que peores números presentan en Segunda División B, siendo ambos filiales de clubes cuyo primer equipo milita en Segunda División.

En el caso de los rojiblancos, estos no vencen desde el pasado 22 de diciembre de 2018 cuando se llevaron el derbi provincial ante el CD El Ejido 2012. Desde entonces solo ha sumado cuatro puntos, habiendo logrado tres de ellos como local. En lo que respecta a su trayectoria a domicilio en el presente curso, los indálicos han logrado sumar solo dos puntos lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos, no conociendo la victoria a domicilio.
Empezó bien la presente campaña para los unionistas con el triunfo por 2-1 contra el Marbella FC. Desde el principio le costaba a los urcitanos fuera de casa, donde perdían en cada una de sus salidas, si bien en casa los resultados estaban llegando con un empate sin goles contra la Balompédica Linense y la victoria en Roquetas de Mar frente al CD Don Benito. Después de imponerse a este último rival, llegó el primer bache del curso al encadenar cuatro derrotas y reencontrándose con el triunfo frente a su rival de este domingo.

Más tarde se presentó otro dígito negativo con siete duelos sin llevarse los tres puntos, en los que solo dos de ellos finalizaron con empate. El conjunto canterano volvió a la senda de la victoria con el triunfo en el derbi almeriense, pero se quedó en esta única victoria. Desde entonces diez encuentros sin vencer, y como hemos mencionado no ha sumado de tres en el presente año. De esta manera, a falta de que sea matemático y para desgracia de la parroquia rojiblanca, el descenso del filial indálico se encuentra cada vez más cerca si los resultados no lo remedian.

PD: Por otra parte, me gustaría resaltar que este domingo se permitirá al final que se viva un gran ambiente entre ambas aficiones, como así debería ser siempre. Es lógico, y lo digo también por mí, que a todos nos gustaría que nuestro feudo esté lleno de seguidores unionistas, pero no se le debe impedir a un seguidor rival situarse junto a la hinchada local si no quedan tickets en la zona visitante o cuenta con familiares en nuestra tierra y desean vivir el partido en familia, como debe de ser también cuando la almeriense es la hinchada visitante. Algo que debe trasladarse al reto de estadios, quedándose la rivalidad en el campo y mostrando respeto mutuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.