Un buen Almería sigue sin conocer la victoria en tierras navarras

08/09/18. Rubén Rozas

CA Osasuna 3-1 UD Almería

El tanto de Álvaro Giménez permitía a los rojiblancos reengancharse al encuentro en El Sadar tras el tanto inicial, un minuto antes, obra de Juan Villar.

Un discutido penalti por mano de Andoni López se traducía en el segundo tanto del conjunto pamplonica. Kike hacía el tercero y sentenciaba el choque pocos minutos después.

Rojiblancos, hoy de verde, y rojillos se enfrentaban en El Sadar sin conocer todavía el sabor del triunfo, ambos conjuntos llegaban al encuentro con un punto en el casillero. Fran Fernández introducía una única novedad en el once, redebutaba Esteban Saveljich en detrimento de Juan Ibiza. La necesidad de sumar de tres en tres imperaba entre ambas escuadras.

La primera bola del partido era para los unionistas que no tardaban en perder el esférico. Ninguno de las dos escuadras llegaba con claridad hacia la meta contraria, a pesar de una falta lejana en el minuto 5 que tocaba Aguza para Rioja, quien centraba y no encontraba rematador, perdiéndose la redonda por la línea de fondo.

Los navarros trataban de salir con el balón jugando, pero la presión indálica les obligaba intercambiar también con balones largos. No se cumplía ni un cuarto de hora cuando los pamplonicas se adelantaban en el electrónico con un remate de cabeza de Juan Villar, quien se encontraba sin marca. No habían transcurrido cuando Álvaro Giménez se estrenaba como goleador. Corpas evitaba que la bola se perdiese por línea de fondo, ponía un centro que cabeceaba el propio Álvaro, despejaba Rubén Martínez-ex-UDA-, pero el rechace lo pillaba el ilicitano en el suelo y lograba el tanto del empate. Tras tres jornadas sin anotar un delantero del conjunto rojiblanco, en El Sadar la hinchada almeriense podía festejar el tanto de un punta.

Pasaban los minutos con intercambio de la posesión del esférico, sin que ningún equipo creara excesivo peligro. Arribábamos al minuto 25, cuando tras una posible falta sobre Corpas en el borde del área Juan Carlos chutaba a puerta casi a escaso metros de la raya de gol. Poco después los rojillos disponían de su primer saque de esquina del choque tras un centro desde banda derecha que despejaba Romera.

Se reponían los navarros del tanto del empate. Un disparo de Rubén García en el minuto 35 se marchaba por encima del larguero del arco defendido por René. Dos minutos más tarde un error de los almerienses estuvo a punto de costarle caro, pero Rubén García no controlaba bien y se le echaba encima un jugador rojiblanco, recordemos hoy de verde. Cuando faltaban tres minutos para el descanso chocaban fuertemente Romera y Brandon cabeza con cabeza. Afortunadamente, ambos futbolistas podían continuar sobre el verde. Con el momentáneo 1-1 en el tanteador los 22 protagonistas enfilaban rumbo al túnel de vestuarios.

Sin sustituciones en ninguna de las dos escuadras, el esférico echaba a rodar de nuevo. Los navarros estaban más metidos en el encuentro en los primeros compases del segundo periodo. Les costaba a los, hoy, verdillos llegar a la portería rival. El acoso a la meta de René era continuo. En el 52’ un buen contraataque de los almerienses finalizaba en un lanzamiento de Aguza desde fuera del área, perdiéndose el esférico por arriba.

Antes de llegar a la hora de partido, Fran Fernández, quien vivía su segundo enfrentamiento desde la zona noble, introducía a César de la Hoz en sustitución de Aguza. En el 61’ un centro chut se estrelló contra la cruceta, cayendo el rechace en pies de Luis Rioja que mandaba el esférico fuera. Dos minutos más tarde, Rubén García volvía a adelantar a los rojillos desde el punto de penalti tras una mano de Andoni López cuando este estaba en el suelo. Un discutido máximo castigo por los visitantes rompía el empate en el electrónico. Pocos instantes después los navarros estuvieron cerca de materializar el tercero en las botas de Rubén García.

A falta de 22 minutos para la conclusión, entraba Juanjo Narváez en lugar de Arzura. Los almerienses se lanzaban a la búsqueda del empate, si bien los de Jasoba Arrasate eran superiores, hasta el punto que un minuto más tarde Kike Barja hacía el tercero. El futbolista navarro cabeceaba a escaso metros de la portería unionista un centro desde la banda derecha.

Poco menos de 15 minutos restaban para el final del encuentro, cuando Juan Carlos Real lanzaba el esférico al graderío tras una dejada de Álvaro Giménez. Los urcitanos arribaban con más asiduidad al área rival, pero no suponía un claro peligro. El colegiado daba cinco minutos de tiempo extra. Los almerienses seguían buscando el empate, sin embargo, no creaban gran peligro.

Los rojillos sumaban sus primeros tres puntos al casillero ante una buena UD Almería que pagó muy caro su flojo inicio del segundo tiempo, en el que el segundo tanto de los navarros les supuso un enorme castigo. Los unionistas, que entran en puestos de descenso tras encajar en El Sadar tantos goles como en los tres choques previos, tendrán que esperar, al menos, a la quinta jornada para sumar su primer triunfo en competición liguera. Un conjunto que en este tramo está dejando mejores sensaciones de lo que indican los resultados. Mientras, sin apenas descanso, los rojiblancos visitarán el próximo martes La Rosaleda en encuentro de Copa del Rey.

One Response to Un buen Almería sigue sin conocer la victoria en tierras navarras

  1. Antonio dice:

    No importa,, esta y sigue el bufon general del regimen para justificar lo injystificable temporada tras tempirada en las naximas de las i dicencias depiryiva para hacer honor al pan que se comen debajo de la manta sin capacidad, preparacion y mucho menos profesionalizacion, palmeros protegidos pir magos generales y demas acolitos pecebreros de las i digencias e o d Ed cencias depirtivas protegidas a dictados.. Simple apreciacion… Otra temporada mas por Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.