Todo a cien

14/05/19. Raúl Piñeiro

Eran las tiendas de los 20 duros. Todo a cien (pesetas). Hoy han desaparecido como tal ante la irrupción de establecimientos regentados por inmigrantes chinos, aunque el concepto sigue siendo el mismo. Venden productos muy baratos. Alfonso García, dueño de la UD Almería, ha hecho del club uno de esos negocios. Mientras que el Extremadura vendía a Enric Gallego por 3.5 millones, el Elche a Sory Kaba por 4 o el Cádiz a Vallejo por 5.5, el Almería, que ya en su día vendió al pichichi Quique por 1.5, puede perder en este verano a otro pichichi, Álvaro Giménez, por 1.5 millones, precio similar al de ventas como las de Joaquín, Pozo o Rioja, cuya salida dan por hecha en tierras vitorianas.

Es el Almería un club que parece tener tarifa plana en sus ventas y uno no puede más que tener la impresión de que, si la planificación ya es de por sí muy errática, las ventas, que en teoría sostienen este proyecto de club que tiene Don Alfonso, están muy mal hechas y, desde luego, son muy baratas. El presidente anduvo raudo y veloz el domingo para hablar de los difícil que es mantener a los buenos jugadores ante el canto de sirena de equipos de Primera. Cero impedimentos. Ninguna dificultad. Es más, lo está deseando.

No explicó el propietario de la entidad en que pensamos invertir el dinero recaudado por fichajes, aunque es muy probable que adujera en el filial, condenado al descenso desde el pasado verano, o quizás en el equipo femenino, que se está jugando un merecido ascenso. Eso sí, dio una especie de ultimátum a FF “en una o dos semanas tiene que decidirse” y habló de fichajes: “Habrá una mezcla, vendrá algún futbolista importante, que al final eligen equipos con otras aspiraciones o quieren ir a Primera. Tenemos nuestro listón y haremos lo máximo, aunque no sean muy conocidos”.

Aquí, querido lector, radica uno de los mayores problemas del aspecto social del club. El presidente ni transmite ambición, ni ilusión, ni orgullo. Y así es difícil enganchar a la afición ‘vendiendo’ un proyecto que se basa en vender barato lo bueno, montar un equipo lo más barato posible y luego ver si suena la flauta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.