Tan fácil

08/05/18. Raúl Piñeiro

Una victoria en Tenerife nos habría colocado con 45 puntos, haciendo que el equipo estuviera virtualmente salvado. Las derrotas de Córdoba y Barcelona B, previas a nuestro encuentro, hacían posibles estas cuentas. Sin embargo, aun teníamos que jugar el partido en tierras tinerfeñas ante un equipo que apuraba sus pocas opciones de reengancharse a la zona alta.

El partido, por tanto, no era sencillo, aunque el equipo compitió muy bien, fue muy solidario en todas  las líneas y, pese a algunos sustos en forma de desajustes defensivos, con algún penalti no pitado de por medias, el Almería mantuvo el tipo. Pero es que tuvo el premio gordo al alcance de la mano. El Tenerife jugó en inferioridad los últimos 13 minutos y el Almería marró dos ocasiones de gol clamorosas, por medio de Pozo y Nano, que no solo le habrían dado el triunfo visitante, sino que, vista la jornada, habría dejado la permanencia rojiblanca vista para sentencia.

Habría sido demasiado fácil, conociendo nuestra historia de sufrimiento, despropósitos e impotencia. Pozo y Nano pudieron cambiar todo eso, pero quizás lo vieron tan fácil que el miedo a fallar un gol tan claro les hizo fallarlo. Es difícil saber que pasa por la cabeza de un futbolista en esos momentos, pero al menos sí sabemos una cosa, y es que Fran Fernández va de frente, ha cambiado al equipo en solo un par de semanas, pese a que sigue estando muy limitado, y  la permanencia, por tanto, es más factible ahora. También porque está recuperando a futbolistas denostados para la causa, como Fidel.

El entrenador rojiblanco, por cierto, tiene unos números impresionantes al frente del primer equipo. No tiene una varita mágica, pero sí mucho trabajo, oficio y sentido común. Su Almería siempre es otro. Es un equipo que compite, que demuestra cierto orgullo y, sobre todo, dignidad. Su lectura de los partidos, hasta la fecha, está siendo magnífica y lo que está quedando claro, al menos para mí, es que Fran no es un parche, sino la solución, y espero que una vez que logre la permanencia, se le reconozca. A Soriano, por menos, le dieron carta blanca hace no tanto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.