Si lo hubiera hecho otro

20/11/17. Manolo Serrano

Vaya por delante que no me disgusta la apuesta del Almería por Lucas Alcaraz, un técnico con mucho camino recorrido en segunda división, a parte de su amplio curriculum también en primera, lo que le convierte un técnico contrastado como para no experimentar a estas alturas de campeonato y tratar de salvar al menos la categoría aprovechando sus tablas.

Ahora bien, es complicado imaginar que los números de Fran Fernández, siete puntos de nueve posibles en los tres encuentros en los que ha dirigido al primer equipo y en las circunstancias en los que los ha logrado, no fueran suficientes para que cualquier otro técnico, previa firma de un suculento contrato, convenciera, ilusionara y casi extasiara a un club y a una afición harta de ver pasar entrenadores por el banquillo local del Mediterráneo.

El club, con la dirección deportiva manos a la obra desde el primer día que cayó Luis Miguel Ramis, tenía clarísimo que Fran Fernández solo ocuparía su puesto una semana, por lo que le buscó sustituto con urgencia, algo que no ocurrió en otras ocasiones, como en la temporada pasada, en la que Fran disfrutó de dos partidos con el balance de un triunfo y un empate, casi nada, teniendo en cuenta la media que venía siguiendo por aquel entonces con Soriano, muy parecida a la que hora también lastraba al equipo de Ramis a puestos de descenso.

Los comentarios entre muchos compañeros antes del partido y más aún tras el descanso entre Almería y Zaragoza, aludían a la posibilidad de que Fran lograra una victoria con solvencia y contundencia, hasta el punto de suponer un aprieto para Lucas Alcaraz, al que el listón le subiría prácticamente del suelo al techo, después de contrastar la peor versión del equipo en las últimas jornadas, con la mejor cara del Almería en apenas una semana. Lo que para la afición fue un sueño, para el nuevo técnico, que veía el partido desde el palco, no lo sería tanto, pues una victoria por la mínima también habría valido tres puntos y le daría algo más de margen para empezar a lograr buenos resultados, mientras que ahora se le empezará a mirar con lupa desde el primer momento.

Fran merecía cuanto menos una semana más, es algo que piensan muchos seguidores rojiblancos, no es por el mero hecho de que sea almeriense ni porque venga de dirigir a los equipos base y al filial de la UDA, simplemente sus resultados le avalan, y eso hoy día en el mundo del fútbol es lo que único que realmente cuenta. Estoy convencido de que no habría ningún tipo de dudas si esas cifras las hubiera hecho otro entrenador, aunque tampoco me cabe duda de que al club le habría costado muchísimo más de lo que tendría que pagar a Fran.

One Response to Si lo hubiera hecho otro

  1. Antonil dice:

    Seguro que el fichaje de Lucas es obra del becario de??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.