Sabor agridulce

05/12/18. Rubén Rozas

En mi afán por introducir cada semana un dato o estadística en mi artículo, en esta ocasión no iba a ser menos. En relación a esto, debo decir que el pasado sábado, la UD Almería lograba su tercer empate consecutivo, algo que no sucedía desde la temporada 2015/16. Más de dos años han tenido que pasar para que este registro se haya vuelto a repetir, aunque quizás esto no les diga nada y les parezca irrelevante.

No es de extrañar que durante dicha campaña tuviese lugar esta estadística, ya que la escuadra almeriense fue el rey del empate junto a los del Martínez Valero, al poner la X hasta en 18 ocasiones en la quiniela. Llegada la trigésima jornada, el conjunto indálico firmaba las tablas de manera continuada contra el Elche CF, el RCD Mallorca, Real Valladolid y la AD Alcorcón. Un póker de empates que ese mismo curso ya se había conseguido con anterioridad. No fueron cuatro empates precisamente los conseguidos, sino hasta cinco los empates seguidos obtenidos, siendo los rivales Real Valladolid, AD Alcorcón, SD Ponferradina, Bilbao Athletic y CD Numancia.

Retornando a la situación actual, estos últimos tres puntos sumados al casillero unionista dejan un sabor agridulce entre la hinchada rojiblanca. En especial al tener en cuenta que, en dos de ellos, contra Deportivo y Nástic, fue capaz de ir por delante durante varios minutos de estos choques. Es una obviedad que, si no puedes ganar, siempre es mejor lograr un empate que una derrota, más ahora que la escuadra rojiblanca no vive una situación límite. No obstante, esto no resta que la parroquia unionista se marchase a casa o apagase el televisor sin estar del todo satisfecha con estas tres igualadas.

Por el lado positivo, el punto sumado frente al Extremadura UD sirvió para aumentar la renta con la zona roja de la clasificación del fútbol de plata, ya van cinco puntos por encima del descenso. A esto se le une que por tercera semana consecutiva los almerienses no pierden, si bien esto no evita que los indálicos lleven más de un mes sin vencer. El último triunfo data del pasado 4 de noviembre cuando los pupilos de Fran Fernández se impusieron por 2-1 al Real Sporting de Gijón, con remontada incluida. Este margen de tres jornadas sin conocer la derrota no quita que, al contar con un pobre bagaje a domicilio -cinco puntos sumados de 24 posibles- traiga cierta preocupación que en el Mediterráneo se hayan escapado cuatro puntos en estas últimas semanas.

No es una necesidad extrema, pero los rojiblancos necesitan lograr lo antes posible una victoria que ponga fin a esta racha. Este sábado nueva oportunidad en Oviedo, aunque antes habrá que intentar dar la sorpresa este miércoles en el campeonato copero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.