Recogiendo los frutos

César Vargas / @_CesarVargas

El fichaje de Francisco Rodríguez por el Huesca ha hecho que la provincia alcance un hito histórico, y es que nunca antes había habido entrenadores almerienses en todas las categorías del fútbol nacional: Francisco en Primera, Fran Fernández en Segunda, Esteban Navarro y José María Salmerón en Segunda B o Jorge Garcés en Tercera.

En el caso del ya nuevo técnico del Huesca, tengo una teoría: el verdadero Francisco fue el que se vio en aquellos famosos primeros partidos de la temporada 2013/14, cuando no se consiguió ganar hasta la jornada 11. En ellos, descubrimos a un entrenador descarado que solo empezó a tenerle cierto respeto a la categoría cuando vio que su puesto peligraba. Pese a los malos resultados, siempre quedarán en la retina las geniales versiones del Almería que ante Villarreal (2-3), Elche (2-2), Atlético de Madrid (4-2) o Levante (2-2). El conjunto rojiblanco, en aquel arranque liguero, era vertical y alegre, pero su falta de calidad le hacía recibir infinidad de goles y, por ende, perder los encuentros. Fue entonces cuando Francisco comprendió que ese fútbol no era rentable para un plantel tan limitado, y plantó una defensa de cinco en Mestalla que sirvió para ganar el primer choque de la temporada. Desde entonces, el Almería se volvió gris, pero eficaz. Sigo confiando en volver a ver algún día esa versión del técnico almeriense.

En Segunda está Fran Fernández, realizando una labor exquisita, más allá de los puntos que tiene el equipo actualmente, adaptando con éxito su idea de juego a una plantilla muy justa. La categoría de bronce cuenta con un técnico que ya se las sabe todas, José María Salmerón, ahora en el Recreativo de Huelva tras su etapa en Murcia, y con otro que se está asomando al fútbol profesional, Esteban Navarro, en el Almería B. Ya en Tercera, entrenadores jóvenes e innovadores como Jorge Garcés, en el Poli Almería, nos invitan a pensar con optimismo en el futuro del fútbol almeriense, que sigue reforzando y profesionalizando sus bases, algo que siempre termina dando frutos a nivel profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.