Otro año bochornoso

26/12/17. Raúl Piñeiro

El Almería empezaba este 2017 en descenso, con Soriano en el banquillo y con una derrota en casa ante el Getafe. Y lo cerró el viernes en Alcorcón, con derrota, con unas sensaciones pobrísimas, aunque al menos pasamos las navidades fuera del descenso. Entre ese partido del Getafe y el último en tierras madrileñas, el conjunto almeriense ha disputado 44 encuentros oficiales, con un saldo de 15 victorias, 8 empates y 21 derrotas. Y todos ellos con cuatro entrenadores distintos.

Ha sido el 2017 otro año bochornoso, con una planificación inexistente, con un carrusel de entrenadores y con una afición que lleva el sufrimiento de serie. Siendo buenos, diríamos que llevamos 5 años malos. Yo, en cambio, me remonto mucho más atrás. Prácticamente desde la etapa de Unai Emery, con ascenso y permanencia en Primera conseguidas, no hemos vuelto a disfrutar con nuestro equipo, por culpa, fundamentalmente, del club presidencialista que tenemos, sin estructura deportiva ni profesional digna de las categorías en las que hemos estado, tanto Primera como Segunda División.

No, no disfruté con el Almería de Gracia, pese al ascenso, un ascenso logrado pese a lo que vengo diciendo. Del mismo modo que la permanencia lograda con Francisco, pese a lo milagroso de ella, no la disfrutamos por culpa de la desorganización que reina en el club. No olvidemos que, tras vender al pichichi Charles, 32 goles con Gracia, trajimos de delanteros, para primera, a Rodri y Oscar Díaz.

Y ojo, cuando hablo de disfrutar no me refiero a que el equipo juegue al tiki taka y compita por grandes cotas. Yo disfruto cuando veo a un equipo con alma, orgulloso, que lo da todo. Yo disfruto cuando el club y los jugadores ponen todo de su parte. Lamentablemente, no es así. Y en el caso del presidente, su desidia y abandono, refrendada con pequeños grandes gestos como no acudir a la última junta de accionistas, es alarmante. A Alfonso se le llena la boca hablando de la liga de fútbol profesional, pero con sus actos lleva poniéndola en riesgo los 3 últimos años. Esperemos que recapacite de una vez.

PD: ¡Felices fiestas!

2 Responses to Otro año bochornoso

  1. Antonio dice:

    Le asiste toda la razón del mundo señor Piñero. Gracias feliz Navidad.

  2. Antonio dice:

    Buen artículo perfecto análisis en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.