Obligados a vencer

11/04/18. Rubén Rozas Jódar

El empate sumado en Cádiz no permite aumentar la distancia con los puestos de descenso, todo lo contrario. Volver a puntuar tras cuatro jornadas sin hacerlo podía transmitir cierto optimismo, más estando enfrente un Cádiz CF que lucha por el ascenso a la máxima categoría. No obstante, la distancia con la zona roja se ha reducido hasta los dos puntos actuales. Ya sin margen, el equipo se ve en la obligación de vencer su próximo partido este domingo contra el Albacete Balompié.

Una temporada más los fieles rojiblancos sufrirán hasta los últimos instantes del curso con el fin de que su equipo vuelva a salvarse por tercera vez consecutiva. Parece mentira que hace tres años la entidad almeriense se encontrase en la máxima categoría del fútbol español. Nadie pensaba que tras el descenso a la división de plata se iba sufrir por tercer curso consecutivo por mantener la categoría. La hinchada rojiblanca veía como de una temporada para la siguiente el objetivo pasaba de ser el retorno a Primera División a salvar la categoría.

Todo está en las manos, mejor dicho, en las botas de los 24 integrantes de la plantilla rojiblanca, si bien dos de ellos no podrán volver a vestirse de corto en lo que resta de temporada. Ahora que la palabra máster está tan de moda en estos últimos días, hay que reconocer que la parroquia almeriense tiene un máster en sufrimiento.

Otro punto transcendental este curso han sido las lesiones habidas en la plantilla indálica. Tan solo nueve futbolistas no han tenido lesión alguna en lo que llevamos de campaña, siendo uno de los equipos más maltratados en este sentido. Pero no sirve de excusa, ya que uno solo se acuerda del resultado final con independencia de los obstáculos encontrados. Las excusas no valen, no está permitido rendirse para lograr la permanencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *