No cunda el pánico

11/10/17. Rubén Rozas Jódar

Sufrir una derrota siempre es preocupante. Todos queremos ganar siempre, hasta a las canicas, mentalidad ganadora. No obstante, la derrota no debe llevar al pánico, hay que analizar la situación detenidamente sin precipitarse. No hay que dejarse llevar por la euforia con la victoria, ni precipitarse con la derrota, lo cual no significa que no haya que preocuparse.

Es obvio que en el fútbol profesional lo más importante es el resultado, por encima del juego y las sensaciones. El deporte profesional es resultadista. Sin embargo, no hay que entrar en pánico tras la derrota frente a la SD Huesca, ya que el equipo había comenzado con buen pie la temporada, situándose en la zona alta de la tabla clasificatoria.

Ahora mismo solo queda pensar en la salida Vallecas, donde los pupilos de Ramis deberán de limpiar la pésima imagen dada en el último encuentro disputado en casa. Partido a partido, como se ha puesto tan de moda, una vez terminado el choque siempre hay que pensar en el siguiente, y más después de una derrota.

Se aprieta el calendario, los rojiblancos disputarán cuatro partidos en poco más de dos semanas contando el ya celebrado el pasado sábado. No hay tiempo para respirar, el conjunto rojiblanco necesita reencontrar sensaciones y volver a la senda de la victoria. Estamos en una categoría sumamente complicada, en la que enganchar dos resultados positivos te hace auparte en la zona noble de la competición.

Borrón y cuenta nueva. Eso es lo que espero de este equipo, que la derrota frente al conjunto oscense solo sea una mancha y el equipo vuelva a transmitir tranquilidad. Consolidarnos en la zona media-alta de la tabla, de manera de que se espanten los fantasmas del pasado. Todavía queda mucha liga y lo mejor está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *