Ni la montaña rusa

22/03/18. Alejandro Nieto

La UD Almería comenzó bien esta segunda vuelta del campeonato, consiguiendo 11 puntos en los primeros 7 partidos de esta segunda vuelta, cediendo tan solo ante equipos que luchan por entrar en los play-off de ascenso como el Numancia, Osasuna y el Real Oviedo. Por otro lado, ganábamos a rivales directos por la permanencia, como el Sevilla atlético, Lorca y la Cultural Leonesa. Todo pintaba a buen final de temporada en el que íbamos a poder respirar tranquilos, pero no ha sido así.

1 punto de los últimos 9 posibles nos han devuelto a la realidad, a la realidad de un equipo que no tiene alma, de un equipo cuya ambición es nula, de un equipo cuya garra dura como máximo 45 minutos. El empate ante el Huesca nos dejó con buen sabor de boca pero eso se quedó ahí, en un sabor que tardó poco en desaparecer, ante el Rayo el equipo salió perdido, sin ideas, después del gol el equipo despertó, pero el líder no perdona y dejemos escapar un punto importantísimo en casa. Ante el Valladolid el equipo salió bien, con un juego bonito, poniendo en aprietos al equipo más goleador de la categoría, en el minuto 3 nos pusimos por delante, pero después del descanso, volvimos a ser el mismo equipo sin alma de antaño, y nos dejamos remontar un partido que teníamos ganado, era el primer partido que remontaban los pucelanos.

3 de los próximos 6 partidos son duelos directos por la salvación: Reus, Albacete y Barça B. En la primera vuelta solo fuimos capaces de sacar un punto en estos 3 encuentros. Y en la penúltima jornada, recibimos al Alcorcón, otro rival directo por la permanencia, más nos vale ganar todos estos duelos directos porque no tenemos el alma suficiente para ganar a equipos que se dejan la suya por alcanzar los puestos privilegiados de la clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.