Ni conmigo, ni contra mí

30/07/18. Rubén Rozas Jódar

En un mundo en el que no parece existir el término medio, en el que estás conmigo o contra mí, la UD Almería no queda alejada de esto. La brecha entre los defensores de Alfonso García y los detractores se ha acrecentado en demasía, siendo considerado a veces como detractor quien vierte una opinión negativa respecto a un hecho en el club rojiblanco, obviando cualquier previo reconocimiento vertido con anterioridad.

Es obvio que al presidente le estamos sumamente agradecidos por los mágicos años que el club ha estado en la máxima categoría del fútbol español. No es menos cierto que la gestión de los últimos años deja bastante que desear, los tiempos han cambiado, claro. Sin embargo, en un mundo copado por las redes sociales se saca la guadaña con aquel que piensa diferente. ¿Dónde quedó el término medio?

Servidor, que trata de mostrar su parecer sobre la actualidad rojiblanca en este espacio -recordemos que estamos ante un artículo de opinión-, también se ha visto afectado. Ante esto, debo decir que ni soy detractor de Alfonso García, ni estoy a favor de su gestión en estos últimos tiempos. Soy un simple estudiante, y vuelvo a repetir lo de estudiante, de periodismo que intenta aprender lo máximo posible y respeta completamente las críticas. Y que quede claro que no me considero periodista todavía, al menos hasta el día que finalice la carrera, dentro de uno o dos años.

A pesar de lo que piensen algunos, en el periodismo también existen los géneros periodísticos interpretativos y de opinión. Obviamente, el más destacado es el género informativo, sin desmerecer a los dos mencionados anteriormente. Volviendo a lo que respecta a la UD Almería, debe reflejarse que hay un sector que se encuentra en el término medio, aunque en ciertos momentos parezca no existir. Todo motivado por el mundo en el que vivimos, que ha evolucionado hasta tal punto que el ‘conmigo o contra mí’ está a la orden del día. Lejos quedaron los tiempos en los que existían más colores que el blanco y el negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.