Molestamos

14/09/19. César Vargas / @_CesarVargas

Solo mis amigos colchoneros más cercanos saben lo que me he podido mofar, en los últimos años, con la archiconocida muletilla de “molestamos”. Esa manida palabra ha sido usada, sobre todo, por el Cholo Simeone para explicar cualquier contratiempo externo que le viniese a su equipo. ¿Que un árbitro les birla un penalti? Molestan. ¿Que un rival les marca en fuera de juego? Molestan. ¿Que al técnico argentino le cae una abultada sanción? Molestan.

Es, sin duda, una palabra empapada de victimismo y, además, banal, carente de profundidad. ¿A quién molestan? ¿Por qué molestan? ¿Si de verdad molestasen habrían llegado a dos finales de Champions y a ganar una Liga? De hecho, ¿están insinuando estos profesionales del Atlético de Madrid que hay poderes ocultos que manipulan la competición? Lanzar la piedra y esconder la mano. Todo vacío de contenido. Al menos, era cómico escucharlos lloriquear. Daba para unas risas entre cervezas.

Sin embargo, con la llegada de Turki Al-Sheikh a Almería ese verbo en primera persona del plural ha viajado 500 kilómetros hacia el sureste y se está instalando en nuestra provincia. ¿Que alguien se cuestiona el aumento de capital del club? Molestamos. ¿Que se publica que el jeque pertenece a un gobierno de dudosa reputación? Molestamos. ¿Que se saca a la luz el turbio pasado de su excelencia? Molestamos y, además, nos tienen miedo.

Creerse que hay una conspiración judeo-masónica contra uno es muy buena forma de echar balones fuera y ponerse una coraza. Pero, siento decirlo, Almería no molesta. Sencillamente, porque Almería no le importa a nadie. A nadie más que a nosotros. Es así ahora y ha sido así siempre. Podemos estar más o menos de acuerdo con lo que se publica, pero no hay complots. Nadie se siente amenazado. Por eso, un consejo: disfrutemos. Olvidemos lo demás. Dejemos las tonterías. Y, sobre todo, estemos alerta con Turki Al-Sheikh. Algún día pueden venir mal dadas y, entonces, no molestaremos a nadie. Nos molestarán, y mucho, a nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.