Menos pipas y más bufandas

14/09/17. José Manuel Lermos

Como bien dice en el final de su artículo mi amigo Elías Paredes desde la Puerta de Purchena.« A los jugadores los necesitamos, pero ellos también nos necesitan a nosotros».

Que nos necesitamos mutuamente es una obviedad, que la afición es soberana también y que los que tienen que dar el 100% en el césped son los jugadores, lo sabemos todos.

Dicho esto, y para felicidad de los vendedores que están en los accesos al estadio Mediterráneo, a gran parte de la afición (no toda) le falta la pasión que en otros estadios se desata en cada partido con su equipo local, con lo que el consumo de pipas es bastante habitual y en grandes cantidades en los partidos de nuestro equipo en el Mediterráneo.

En nuestras manos está el cambiar está cierta apatía que tenemos a la hora de animar y de una vez por todas mostrar el apoyo que nuestros jugadores necesitan.

Para nada debe ser igual para nuestros jugadores, el saltar al terreno de juego viendo a tu afición entregada, que salir y que la gente aún ni haya ocupado su asiento. Ese plus creo que nuestros jugadores hoy por hoy no lo tienen y eso es por esa apatía de la afición (repito no toda).  Algo parecido pasa en la finalización de los encuentros, el saludo del equipo tras un buen partido en la gran mayoría de los casos es correspondido por unos pocos fieles aficionados que esperan, pero la realidad es que la mayoría abandona el estadio sin que ni siquiera haya acabado.

Soy de la opinión de que hay que estar con el equipo mientras el balón esté en juego, demostrando nuestro máximo apoyo y ánimo. Y si algo no es de nuestro agrado, dejar la crítica para después de los partidos.

Resumiendo y para finalizar al más puro estilo Elías Paredes.

«MENOS PIPAS Y MAS BUFANDAS».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *