Memorias rojiblancas. La falta más recordada

11/10/18. Aarón Martínez

Siempre en esta sección hemos hablado de jugadores, partidos o temporadas de éxito del fútbol almeriense. Pero hay que recordar el origen y el final de todo. El gol. Ya lo decía Alfredo Di Stéfano: “Un partido sin goles es como un domingo sin sol”. La esencia pura del fútbol.

Para esto nos remontaremos a la segunda temporada de la UD Almería en Primera División. Partido clave en casa frente al Valladolid e igualdad máxima en todo el encuentro. Un fallo garrafal de Crusat, un gol bien anulado a Pulido y ocasiones también para el plantel visitante. Todo esto hasta el minuto 75. Juanma Ortiz se disponía a entrar en el área, pero García Calvo lo evitó con un agarrón claro y, a pesar de las dudas de Mejuto González, el jugador fue expulsado. Falta peligrosa para el equipo rojiblanco. Corona y Negredo preparado para lanzar y…

A estas alturas ya sabréis que gol es. La jugada que dio la vuelta al mundo. La estrategia del maestro Unai Emery. La cucharita para elevar la bola cortesía del mago Corona y la volea perfecta del tiburón Negredo. Una falta propia de dibujos animados. Nada pudo hacer un joven Sergio Asenjo para detener el tremendo chut del delantero vallecano. Aquel partido acabaría 1-0 a favor del conjunto indálico y pondría fin a una sequía de tres partidos sin ganar. Necesitaba el Almería estos puntos para alejarse de la zona peligrosa y respirar aires de tranquilidad.

Pero todos en aquella noche gélida de diciembre nos quedamos con ese gol. Una decisiva diana de Negredo de las tantas que hizo en estas tierras. Un tiro al más puro estilo fútbol playa. Una de las imágenes de esa primera etapa en lo más alto del fútbol profesional. Una falta, una ejecución y una volea para la historia.

 

Fotografía: Diario As.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.