Memorias Rojiblancas: Javi Gracia, el líder

 

 

 

 

 

04/04/19. Aarón Martínez

Devolver la ilusión. Como si de un mago se tratase, el nuevo entrenador del Almería tenía que enganchar a la afición con el equipo de la ciudad. Como dice Fabio Capello, “El fútbol es un deporte simple en el que mientras a algunos les gusta hablar, a mí me encanta ganar”.

En junio de 2012 llegaba ese tipo de técnico. Javi Gracia destaca por ser un entrenador que garantiza mucho trabajo y siempre posicionado en un segundo plano. Una persona cauta, pero directa. Algo similar a Fran Fernández. Ambos se parecen en el carácter y en el estilo de juego.

El entrenador navarro firma con el club indálico tras pasar un año en Segunda. Después del descenso de 2011 se vive una temporada en la que se despide a Lucas Alcaraz cuando tiene al equipo quinto y el equipo no se mete en playoffs. El bagaje de Gracia como entrenador era corto, destacando un ascenso a Segunda con el Cádiz en 2009.

Su única temporada en Almería es sobresaliente. Cuenta con un gran equipo que mezcla a la perfección veteranía y juventud, con jugadores con experiencia como Esteban, Verza, Soriano o Corona. A ellos se le suma un ataque de mucho nivel con futbolistas como Charles (32 goles), Aleix Vidal, Leo Ulloa (media temporada) y los dos fichajes invernales, Iago Falqué y Rubén Suárez. El trío formado por Aleix, Iago y Charles fue determinante en el segundo tramo de la temporada. El resultado de este ataque fue el ascenso a Primera División.

Una temporada muy regular del equipo, con una estabilidad que solo se rompió en algunos tramos de la campaña. En uno de estos altibajos, no se optó por destituir al técnico de Pamplona, como ocurriera el año anterior con Alcaraz. Se mantuvo en el cargo y dio la razón a los que confiaron en él. Con el conjunto almeriense entrena cincuenta partidos, con unos resultados notables destacando 28 victorias (56%). Además, su media es de 1,86 puntos por partido.

Tras el ascenso, Javi Gracia decide irse del equipo. Su marcha es algo que no se explica mucha gente todavía. El club no le presenta un proyecto deportivo a la altura de la vuelta a la máxima categoría del fútbol español. Es lógico que un técnico siempre quiera tener las mejores piezas en su plantilla, más aún después de ascender.

Ahora triunfa en Inglaterra con el Watford. Sin embargo, no se puede entender su carrera sin su año en Almería. Un líder que manejo un barco de primer nivel. Lo que está claro, es que a pesar de su adiós y de solo estar un año, el paso de Javi Gracia será recordado mucho tiempo en Almería. Un entrenador que dio estabilidad, poso y regularidad cuando más se necesitaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.