Memorias rojiblancas: el año que el filial fue mejor que el primer equipo

13/03/2020 Aarón Martínez

La temporada 2014/15 fue un curso con amargo sabor para el primer equipo tras un descenso a Segunda en la última jornada frente al Valencia. Un annus horribilis que acabó de la peor forma posible y con una de las campañas más dramáticas para los rojiblancos. Sin embargo, el filial completó el mejor año de su historia. Un equipo que llevaba año haciendo buenas campañas al mando de Francisco, pero que con Miguel Rivera llegaron a su máximo nivel.

La plantilla contaba con jugadores de la talla de Joaquín Fernández, Antonio Puertas, Iván Sánchez o Dani Romera. Esa temporada el equipo acabó tercero, solo por detrás del Cádiz y el UCAM Murcia. Sumaron 62 puntos, en una regularidad que sorprendió a propios y extraños. El gran dato del equipo fue que no perdió ningún partido en casa, siendo el mayor argumento para entrar a esos playoffs.

En lo individual, destacaron varios jugadores. Puertas e Iván fueron los que más partidos disputados (37 encuentros) y el máximo goleador fue Dani Romera. Un equipo con mucho talento y potencial que se mediría al Guadalajara.

La fase final no tuvo mucho sentido. El primer equipo ya estaba descendido, por lo que el rumbo de la eliminatoria ya estaba decantado. Fueron dos empates, primero 1-1 en tierras castellanas, y luego un 2-2 en Almería. Un sabor agridulce final que quedó y queda en los labios del filial almeriense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.