Memorias rojiblancas. Almería es rojiblanca

22/11/18. Aarón Martínez

¿Por qué se utilizan los colores rojo y blanco en nuestra camiseta?

Para entender esto hay que irse un poco atrás en el tiempo. Más concretamente al siglo XII. En 1147, el 17 de octubre, se consigue la primera reconquista cristiana en Almería. Las tropas del rey Alfonso VII de León y Castilla junto con las armadas de Génova y Pisa consiguen una victoria exitosa. Sin embargo, fueron los hombres genoveses los que más impacto tuvieron en la batalla.

Por ello, Alfonso VII en reconocimiento de la conquista les otorgó figurar tanto en el escudo como en la bandera de la ciudad. Tras la segunda conquista cristiana de Almería en 1489 por los Reyes Católicos, la provincia toma como símbolo propio la bandera de la cruz de San Jorge, un símbolo histórico que representa al pueblo de Almería.

En los inicios del fútbol en la provincia de Almería, ya se utilizaron el rojo y el blanco para las camisetas de los diferentes equipos que se creaban. Pero existieron otras combinaciones de colores, como después de la Guerra Civil, tiempo en el que el color más destacado fue el blanco. Es desde 1948 cuando se han puesto ininterrumpidamente estos dos colores en la equipación del conjunto almeriense.

Fue la UD Almería (fundada el 26 de febrero de 1947 hasta la 1953/54) la que recupera el rojiblanco para la zamarra. La primera temporada utilizaron el blanco como lo hicieran el Recreativo y el Almería CF en la década de los cuarenta, pero ya en la 1947/48 vuelven a los colores tradicionales de la provincia.

Por ello, después de 61 años con estos colores, hay que tener en cuenta de dónde venimos y nuestro origen. Esperemos que queden muchos años con estos colores, que sigan recorriéndose España y sigamos disfrutando de las victorias rojiblancas en la liga profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.