Memorias Rojiblancas: Almería en el 23-F

15/11/19. Aarón Martínez

La Transición española es un tema en boga en estos últimos años en una etapa política y social de cierta incertidumbre. Después de la dictadura, los tiempos democráticos llegan a la par que el ascenso del fútbol almeriense. La Agrupación Deportiva asciende en dos años de Tercera a Primera División para estar dos campañas en la máxima categoría.

En la segunda y última temporada en Primera las cosas no pintan nada bien. El día 22 de febrero de 1981, la AD Almería visitaba El Molinón. En ese domingo invernal, un tanto inicial de Murúa no sirvió para llevarse un partido que venció el Sporting de Gijón por 5-2. Fue un encuentro en el que destacó Ciriaco y Ferrero con dos goles cada uno y la expulsión de Garay por parte del equipo visitante. No obstante, lo más destacado fue el día posterior.

El plantel dirigido por Enrique Alés parte el lunes rumbo al sur. La primera parte del viaje será desde Gijón hasta Madrid. Parada en la capital para coger el tren que dejaría al equipo en el lugar de destino. En la estación de Atocha toda la plantilla se entera de la noticia de la década. En el Congreso de los Diputados se está produciendo el intento de golpe de Estado por parte de miembros del alto mando militar y encabezados por Antonio Tejero.

El viaje ferroviario será uno de los más recordados por todos los integrantes de aquel equipo. Como comenta Ángel Acién, en su libro Relatos rojiblancos: Un siglo de fútbol en Almería: “Nadie pega ojo en las casi doce horas de trayecto. Salvo alguna excepción, que el autor no considera oportuno revelar, el grupo celebra a su llegada el fracaso del golpe con rostros de alivio y felicidad”.

Afortunadamente, este golpe será fallido. La constatación de una democracia en este país es confirmada gracias a este hecho histórico. Ese día, el partido lo ganamos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.