Memorias Rojiblancas. Albert Crusat, la bala

26/04/19. Aarón Martínez

El debate sobre si el físico puede vencer al talento en el mundo del fútbol se desmorona como un castillo de naipes con el protagonista de esta semana. Un jugador de apenas 1´65 de estatua, pero con una velocidad vertiginosa que era un quebradero de cabeza para el lateral que lo tenía que cubrir.

Este es Albert Crusat en unas pocas palabras. No obstante, fue mucho más. El jugador catalán destacó por sus internadas, sus regates y un repliegue defensivo que pocos recuerdan ante un futbolista tan volcado en ataque.

Crusat llega a Almería en la temporada 2005/06 procedente de la UE Lleida de la mano de Paco Flores. Inicia muy bien su periplo en la ciudad andaluza con una campaña que ilusiona a la afición y en la que suma ocho goles. El siguiente año, el del ascenso, mejora esos números hasta llegar a once dianas y forma un tridente junto a Ortiz y Michel en ataque. Logran casi la mitad de los goles del equipo entre los tres.

Tras su posible mejor temporada como rojiblanco desembarca en la Primera División con un papel destacado. Presión y protagonismo que asume mejor de lo que se esperaba. Esa adaptación es algo que sorprende positivamente. Es una de las piedras angulares de la época dorada de los unionistas.

Pareja realmente buena la que formó junto a Mané en el flanco izquierdo. Dos jugadores que se complementaban de maravilla y que dieron muchos goles y alegrías a la parroquia almeriense. Otra pareja que se recuerda con especial cariño es la de Albert Crusat y Pablo Piatti. Las dos flechas que sorprendían por su velocidad y calidad en ambas bandas de los Juegos del Mediterráneo.

Destacable su temporada 2009/10 con siete goles y un trabajo impecable que le valió la renovación hasta 2014 que no pudo completar por el descenso del equipo. Quizás un final no deseado por ambas partes, pero que se tenía que producir por las ofertas que tenía el barcelonés.

A pesar de esta despedida, Crusat es un jugador que es historia del club rojiblanco. Suma 212 partidos con la elástica indálica (quinto en la historia) junto a la cifra de 34 goles. En Primera División es el tercero con más encuentros disputados, solo superado por Corona y Soriano. Tremendo rendimiento en sus seis temporadas en Almería. Enorme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.