Me alegro de que Alfonso García ya no esté en el Almería

30/08/19. Juanjo López

Empiezo este artículo de opinión por el final “ME ALEGRO DE QUE ALFONSO GARCÍA YA NO ESTÉ EN EL ALMERÍA”, no obstante, reconozco que el ex presidente hizo en su momento que Almería y, sobre todo los almerienses futboleros volviésemos a ilusionarnos con el fútbol profesional, insisto, en su momento.

Siempre lo he dicho y lo seguiré diciendo, Alfonso García Gabarrón ha podido ser la persona mejor situada, mirada y admirada de toda esta nuestra provincia, un líder con todas sus palabras. De haber querido (o sabido), Alfonso pudo haber ostentado mucho poder social e incluso político, pero sus dieciséis años al frente del equipo rojiblanco han estado llenos de muchos claros, buenas sensaciones, éxitos, pero también de mucha oscuridad, sobre todo estos últimos años.

Han sido muchos los motivos que alejaron hace tiempo al ex del Almería, como su nula cercanía hacía la afición, las peñas, el Club, los organismos públicos, los vetos y enfrentamientos con algunos medios de comunicación, la poca o nula estrategia para abrir las puertas de la marca UDA a la sociedad almeriense, etc., pero también muchas de las decisiones y/u opiniones que han ido calando de forma negativa en parte de la masa social de la UDA, por ejemplo, la desaparición anual del Trofeo-Memorial del mítico Juan Rojas (el último fue en 2012 frente al Valencia C.F.), la rescisión unilateral y por sorpresa del contrato de uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del Almería José Ortiz Bernal (al que, entre otros, le negó despedirse de su afición en el estadio después de dieciséis años defendiendo la elástica rojiblanca), las múltiples ocasiones que tuvo para comenzar la esperada Ciudad Deportiva, la cual hubiese dado un salto importante de calidad a nuestro Club, etc.

Puedo entender que el paso de los años, la crisis, los malos resultados le desgastó, pero también hay que entender que ese mismo desgaste ha hecho lo mismo con la afición, incluso con los más fieles.

Salvo la temporada pasada, la grada ha sufrido hasta la saciedad cinco años seguidos, dos de ellas salvándose in extremis. Ese sufrimiento no ha sido en ninguna de esas ocasiones compensado desde el palco. Cada temporada que comenzaba, no se encontraba ni un resquicio de reacción, ni tan siquiera había un nuevo proyecto que hiciese creer que nuestra Unión Deportiva pudiese engancharse (aunque fuese) a la senda de la tranquilidad, sino todo lo contrario, por eso, desde aquí quiero reconocer y agradecer a la anterior dirección deportiva el esfuerzo y trabajo del pasado año, ellos sí hicieron su trabajo cuando los dejaron, eso sí, con pocos o nulos recursos.

Por todo ello, sinceramente, me alegro de que el ex presidente ya no esté aquí, por él, sí, por él, pero sobre todo por la Unión Deportiva Almería, pienso que el tiempo de sufrimiento, desilusiones, miseria deportiva, etc., terminó este pasado mes de julio, porque aunque con el Sr. Al-Sheikh haya llegado la incertidumbre por lo que pasará, recuerdo que en 2001 también llegó con Sr. García Gabarrón, sólo el paso del tiempo hizo ver que todo iba en serio, que cumpliría aquello que prometió, desde esa perspectiva, quiero ver que hay un nuevo Club e ilusionarme con el nuevo presidente y su proyecto, de momento y aunque nadie de la dirección hable de altos objetivos, lo que vemos es que hay eso mismo, un proyecto que ilusiona y que está enganchando nuevamente a la parroquia almeriensista y eso me gusta.

Bienvenido Presidente y suerte, su suerte será la de la Unión Deportiva Almería y la de toda una afición que se está enganchando a marchas forzadas, ya somos 8100, algo que hacía tiempo no se vivía.

#OpinionJuanJoLopez

NOTA: Querido presidente y querida dirección deportiva, sólo un pero a esta nueva era, en Almería hay buenos jugadores para reforzar y garantizar nuestro futuro, apuesten por ellos, esa ha sido siempre una de las cuestiones que le hemos manifestado al ex presidente, apostar por jugadores de nuestra cantera con intervención de jugadores de la tierra, ello hará aún más si cabe, un equipo con sello y representatividad de toda la provincia almeriense. En el recuerdo una frase de la Peña Grada Joven “Almeriensista se nace, no se hace”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.