Maltrato a la afición

07/09/18. Alejandro Nieto

El Almería lanzaba la campaña de abonos para la nueva temporada con una novedad: los aficionados más fieles tendrían un 2% de descuento extra en la renovación de su abono. Es decir, el abono en tribuna (el más caro) tendría un descuento de 6€. Más tarde, un grupo de jóvenes tuvieron una iniciativa de crear una segunda grada de animación en el estadio. La respuesta del club fue clara: NO. Además del No, el club les advirtió que si se abonaban juntos, tenían que permanecer sentados ya que si se levantaban para animar y alguien se quejaba, separarían a los jóvenes inmediatamente.

Continuaba la sangría, y un año más, los aficionados del Almería nos quedábamos sin el partido de presentación y ya van unos cuantos años seguidos…

El fútbol volvía al Estadio de los Juegos del Mediterráneo en la jornada 2 y los aficionados se encontraban sus asientos sucios, literalmente llenos de polvos y de cagadas de pájaros. El partido finalizó y todos los aficionados abandonaron el estadio, todos menos el único grupo de animación que tiene actualmente el club, Grada Joven, que ya no les vale con tenerlos separados por una valla metálica, sino que los retienen durante más de 15 minutos después de dejarse notar durante los 90 de partido.

Una semana después volvemos al estadio. Los asientos están incluso más sucios que la semana anterior. Un miembro del cuerpo técnico de un equipo base del Almería cae al suelo tras ceder su asiento. Posteriormente, otro aficionado se queja de que su asiento también se ha roto y ha tenido que sentarse sobre el hierro del mismo.

Asimismo, el desplazamiento masivo de los aficionados del Málaga inundó el estadio de camisetas blanquiazules. No obstante, varios abonados vieron como su asiento era ocupado por aficionados malagueños, sin previo aviso del club, cuya única respuesta fue: buscaos otro asiento.

Así que planteo una pregunta: ¿Tiene el Almería una de las peores aficiones? ¿O es el propio club el que provoca que haya cada vez más asientos vacíos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.