Lucas Alcaraz “venir para salvar al equipo no me motivaba plenamente, pero si generar un proyecto a largo plazo”

El técnico granadino desea “poder llevar este proyecto a su máxima dimensión en el tiempo, pero esto pasa por alcanzar esta temporada el objetivo con mayor o menor apuro”.

udalmeriasad.com

“Aunque ahora el objetivo primordial es salvar al equipo, me motiva el estar en un proyecto de futuro”; éstas eran declaraciones que realizaba Lucas Alcaraz en su presentación oficial como nuevo entrenador de la UD Almería, acto en el que estuvo acompañado por el presidente del club, Alfonso García, y por el director deportivo, Miguel Ángel Corona.

La rueda de prensa del técnico granadino despertó una gran expectación por su cotización como entrenador y por su pasado rojiblanco. Buena prueba de ello es que Lucas Alcaraz, nada más entrar en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos, estuvo saludando a los distintos representantes de los medios de comunicación con los que ya había coincidido hace seis años en su anterior etapa.

Alfonso García, máximo responsable de la entidad, fue el encargado de introducir la presentación, destacando que “quiero agradecer a Lucas Alcaraz el gran interés que ha mostrado por volver al Almería y la confianza que ha depositado en nosotros, que lógicamente es recíproca. Es un técnico de gran experiencia, que lleva entrenando muchos años de manera ininterrumpida en la Liga de Fútbol Profesional, y lo que queremos es que nos de estabilidad”.

El presidente del Almería matizaba que “no es agradable tener que cambiar a un entrenador, pero muchas veces las circunstancias te lo demandan, que es lo que ha sucedido en esta ocasión”.

Seguidamente Corona explicó cómo se gestionó el fichaje de Lucas Alcaraz, y en este sentido manifestaba que “el domingo, tras perder en Albacete, nos reunimos en Águilas para analizar la situación y coincidimos en que necesitábamos dar un giro, y para ello nuestro entrenador ideal era Lucas Alcaraz; contactamos con él ese mismo domingo y el lunes estábamos comiendo juntos en Granada. Pensábamos que iba a ser difícil, pero estuvo receptivo”.

Corona subrayaba que “a Lucas lo conocemos todos y tiene un método de trabajo súper eficaz, es capaz de formarte un equipo sólido a la vez que lo hacer vertical, tiene una gran experiencia y una trayectoria que le permiten conocer todos los entresijos de la categoría para extraer petróleo en cualquier campo y en cualquier circunstancia, tiene la capacidad de adaptarse a los jugadores de los que dispone, que creo que es la mayor virtud que puede tener un entrenador, y saca lo mejor de cada futbolista, ya sea joven o veterano”. Aleix Vidal es un claro ejemplo al respecto.

El director deportivo comentaba que “es una suerte que hayamos coincidido en el tiempo, de nuevo, con Lucas Alcaraz, porque es un técnico reconocido, de caché que los últimos cinco años ha estado en Primera División, además de dirigir a una selección nacional”.

El flamante entrenador de Almería reconocía, tras las palabras de Alfonso García y de Corona, que “no entraba en mis planes entrenar tan pronto después de la aventura de Argelia. De hecho había rechazado varias proposiciones del fútbol español y de fuera”.

Lucas Alcaraz revelaba que “la verdad es que venir para salvar al equipo, que es una empresa difícil a pesar de que el viernes se ganara, no me motivaba plenamente, aunque evidentemente este es el principal objetivo y el principio de todo. Sin embargo sí me acabó de ilusionar y de motivar totalmente el que me argumentaran que durante los últimos años las cosas no estaban saliendo como querían, por las circunstancias que fueran, y que lo que pretendían era generar un proyecto más sólido, a más largo tiempo, con las señas de identidad que siempre han caracterizado al club”. Además indicaba que también había influido en su decisión “el conocer la casa, el haber dirigido a Corona y lo mucho que tanto a mi familia como a mí nos tira esta ciudad encantadora”.

Lucas Alcaraz explicaba que “aunque sea un tópico, en Segunda División es muy difícil establecer una jerarquía en la clasificación porque la línea que separa la victoria, del empate y de la derrota, es muy final. De ahí que se vean dinámicas muy diferentes en los equipos. No cabe duda que el Almería tiene sus virtudes y también sus carencias y lo que vamos a intentar es potenciar la primeras y maquillar las segundas para competir bien cada jornada”.

El entrenador del Almería abogaba por “poder llevar este proyecto a su máxima dimensión en el tiempo, pero esto pasa por alcanzar esta temporada el objetivo con mayor o menor apuro”.

Lucas Alcaraz pedía el apoyo de la afición, de los medios de comunicación y de la ciudad, en general, porque como significaba “por lo que se está trabajando, con más o menos acierto, es que Almería tenga un equipo en la Liga de Fútbol Profesional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *