Los 300 rojiblancos se vinieron de vacío del Nuevo Arcángel

La UD Almería tuvo a tiro la permanencia aunque para ello necesitaba una victoria ante el Córdoba que no llegó.

La afición almeriense desplazada hasta Córdoba no pudo encontrar lo que buscaba en el Nuevo Arcángel, un botín, el de los tres puntos, que finalmente obtuvo el equipo local y que hubiera valido a la UD Almería para lograr la permanencia por el camino corto, aquel que hubiera hecho intrascendentes las dos últimas jornadas de campeonato.

Sin embargo, nada de eso ocurrió, los blanquiverdes se hicieron con un triunfo que ahora les mantiente más vivos que nunca en su lucha por salir del descenso y, por contra, meten al Almería en un lío junto a otros seis equipos que aún no tienen clara su continuidad en segunda.

Como en temporadas anteriores, el Almería y su afición volverán a vivir un final de liga de auténtico infarto y en el que deberán sumar al menos una victoria para poder conseguir el objetivo de la permanencia. 49 puntos podrían ser suficientes, aunque las combinaciones para que estos puntos sean los necesarios para lograr el objetivo son ahora mucho más reducidas, y pasan por los pinchazos del Nástic, el Córdoba o la Cultural.

Con el corazón en un puño, los 300 seguidores desplazados a Córdoba y los 9 o 10.000 que asistan al Mediterráneo ante el Alcorcón, habrán de esperar a última hora del domingo para conocer, en horario unificado, si se han hecho los deberes desde Almería y si alguno de los otros equipos implicados en el descenso los postergó a la última jornada de liga, solo así se evitaría trasladar el sufrimiento a Lugo, donde ya sí, se quemaría la última baza de un conjunto que se vería las caras con Francisco y los suyos. Un final tan complicado y enrevesado que, por nuestra salud, será mejor ni pensarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.