Lecciones que aprender

20/08/20. Raúl Piñeiro

El domingo se acabó la temporada para el Almería tras perder el play-off ante el Girona. La temporada más larga de la historia, y más caótica, lo ha sido incluso más para el Almería coincidiendo con el cambio de propiedad. Las prisas nunca fueron buenas consejeras. Turki hablaba en verano de 2019 de ascenso en 3 años, pero tras el espectacular arranque liguero con el equipo lleno de suplentes y descartes del proyecto low cost de Alfonso García, y con el desembolso en fichajes, el presidente se vino arriba y se empezó a hablar de ascenso directo esta misma temporada. Incluso llegamos a hablar de ganar el campeonato.

Entre medias, el continuo baile de entrenadores, la presión por mantenerse arriba y el poco tiempo para realmente haber formado equipo, jugaron en contra de los intereses rojiblancos. Y esa es la primera lección que espero que Turki, El Assy y compañía hayan aprendido. Necesitamos estabilidad y necesitamos tener, además de una gran plantilla, un equipo que funcione y juegue como tal, y que no dependa de las individualidades de turno.

La carta de presentación de José Gomes no ha sido muy buena, pero si él va a ser el entrenador, dejémosle trabajar, y si es que los resultados no acompañan y se quiere cambiar de entrenador, la decisión tiene que ser muy meditada y el sustituto de garantías. El cese de Pedro Emanuel, Guti o Mario Silva tenía sentido en todos los casos, pero no sus sucesores. Da la impresión de que a cada relevo que se daba en el banquillo, salimos perdiendo.

Otra lección que nos deja esta temporada es que el dinero no lo es todo, aunque ayude. El Almería tiene un potencial económico ahora al alcance de pocos equipos, pero de poco sirve si se malgasta o despilfarra en medianías. Es importante montar un equipo con jugadores que conozcan la categoría, contrastados, con experiencia. Yo soy más de fichajes como Lazo o Juan Muñoz. Turki debería de rodearse de gente que conozca el fútbol español. Esperemos que los dirigentes rojiblancos analicen y reflexionen lo que ha pasado esta temporada y, a diferencia de Alfonso, hayan aprendido la lección…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *