Lazo rojiblanco

03/12/19. Raúl Piñeiro

Ahora que Pep Guardiola luce tan orgulloso un lazo en su solapa, ya le gustaría al entrenador del Manchester City llevar el lazo que la UD Almería lleva puesto esta temporada. José Carlos Lazo fue uno de los grandes fichajes del inolvidable verano que nos brindó Turki Al-Sheikh. Jugador cotizadísimo en segunda, con ofertas de todos los colores, el extremo gaditano se decantó por el proyecto almeriense y la afición no podía mostrarse más entusiasmada. No era para menos. Habiendo perdido a Luis Rioja, con su marcha al Alavés, el Almería lo reemplazaba con el que seguramente había sido el otro mejor extremo izquierdo de la categoría, defendiendo los colores del Lugo.

Lazo, propiedad del Getafe, llegaba cedido con opción de compra y esperemos que nuestro jeque no tarde en ejecutarla, ya que su fichaje podría considerarse una ganga. No es un extremo puro, de los de correr la banda izquierda y centrar. Es un futbolista que parte de la banda izquierda, pero tiene tendencia a buscar los pasillos interiores y tiene un disparo a puerta sensacional.

Su futbol combinativo recuerda mucho al del Iago Falque que brilló en aquel Almería de Javi Gracia, y su impacto está siendo similar. Seis goles (dos dobletes) y 1 asistencia son números a tener en cuenta. El sistema de Guti, además, le viene como anillo al dedo y es de esperar que tardes como las del sábado en Tenerife se repitan de aquí al final de temporada.

Porque el Almería tiene la suerte de contar en su plantilla a un jugador diferencial como lo fue Iago Falque en el Almería o el Fidel que fichamos en tiempos de Soriano, procedente del Córdoba. Un jugador con una calidad que claramente es de superior categoría. Un futbolista que, en caso de lograr el deseado ascenso, puede ser tan útil, o incluso más, en Primera. Esa es la clave de la planificación del Almería en el pasado verano. Algunos de los jugadores que llegaron tienen calidad de Primera División y deben formar la base del equipo, siempre y cuando se logre el ascenso, algo que, desde luego, no va a ser sencillo. Hay cosas que mejorar, y, aun así, estamos segundos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.