udalmeriasad.com

El Almería ha iniciado los entrenamientos de la semana, tras la jornada de descanso del domingo, pensando en el encuentro que el próximo sábado, a las 20 horas, le enfrentará a Osasuna en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, correspondiente a la vigésimo sexta jornada de la Liga 1|2|3.

La cita es de la máxima exigencia por la entidad del rival, que pelea por volver a los puestos de promoción de ascenso, pero supone una gran oportunidad para los rojiblancos con el fin de poder encadenar, por primera vez esta temporada, dos victorias consecutivas en el campeonato. Después de los tres puntos sumados en Lorca el conjunto almeriense pretende reencontrarse con la victoria en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, donde está fuerte tras la llegada al banquillo de Lucas Alcaraz, aunque sus dos últimas actuaciones como local las saldó con sendos empates frente al Nástic de Tarragona y Numancia de Soria.

La plantilla ha tenido este lunes jornada de recuperación para los que fueron titulares en Lorca, y un entrenamiento de compensación para el resto, incluidos los jugadores del filial, Javi Muñoz, Urri y Sergio.

Todo el grupo ha hecho ejercicios de prevención en la pista interior de calentamiento del Estadio de los Juegos Mediterráneos para seguidamente trabajar en el gimnasio los que jugaron desde el principio en el Artés Carrasco, mientras los demás se ejercitaron de manera más intensa sobre el Anexo, donde entrenarán los rojiblancos este martes a partir de las 10,30 horas.

Jorge Morcillo y Owona se encuentran ya en la recta final de la recuperación de sus respectivas lesiones y el segundo de ellos podría incorporarse al grupo esta misma semana.