La otra liga

19/04/18. Manolo Serrano

Ya ha comenzado “la otra liga”, lo dijo Lucas Alcaraz tras el partido ante el Albacete, en declaraciones post partido en las que aseguraba que ya se están dando resultados impensables hace unas pocas jornadas. Imaginamos que hablaría, por poner algunos ejemplos, de la victoria del Reus ante el Cádiz, de la de la Cultural Leonesa ante el Tenerife, o del punto sumado por el Córdoba en Pamplona, donde a punto estuvo de asaltar el Sadar, por hablar de esta última semana.

Los equipos de abajo, con la soga al cuello, aprietan sacando uñas, dientes, o lo que tengan a mano para hacer, en el último cuarto del campeonato liguero, el trabajo que no habían realizado durante los tres primeros cuartos de éste. Y eso cuando estamos ahora en la jornada 36, espérense a ver cuando haya equipos ascendidos, salvados, sin opciones de ascenso o play off, en definitiva con los deberes hechos, y que se tomarán los últimos partidos de manera más o menos relajada, en función de ciertos factores que para muchos se nos escapará de nuestra lógica comprensible.

En esos últimos encuentros del campeonato habrá sorpresas en las alineaciones, según los ojos con los que se mire, en unos casos porque jugarán todos los que vienen siendo titulares y habrá quienes no lo vean normal, y en otros porque serán los teóricos suplentes quienes gozarán de más minutos, lo que otros podrían echar en cara por poder verse afectados. En unas ocasiones veremos partidazos inesperados, y en otras asistiremos a actuaciones infumables de equipos que venían siendo muy regulares y competitivos. Los múltiples factores que envolverán esos enfrentamientos los hará imposible a priori de pronosticar, por lo que hacer cuentas de lo que ocurrirá en ellos sería un absurdo.

Dicho esto, las expectativas de la UD Almería, aunque mermadas por los resultados y las lesiones en este tramo más reciente de campeonato, no deben caer en el pesimismo más absoluto, pues nos hemos visto en similares situaciones en las dos últimas temporadas y hemos salido victoriosos de ellas, lo que demuestra que la UDA ha sabido gestionar los momentos más complicados y en los que no veíamos la luz por ningún sitio.

A estas alturas de la temporada pasada igualábamos la cifra actual de 39 puntos, con Ramis como técnico rojiblanco. Ni que decir tiene que peor fue la situación hace dos años, cuando Soriano se ponía al frente de un equipo en la UCI, con 40 puntos en el casillero, y a falta solo de cuatro partidos para la conclusión de liga. Ahora solo nos queda dar un voto de confianza al equipo y a Lucas Alcaraz y esperar que las historia acabe de nuevo con final feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *