La liga del Almería

19/03/18. Manolo Serrano

Las victorias ante el Lorca, Sevilla Atlético y Cultural Leonesa aumentaron los niveles de optimismo durante unas cuantas semanas en la sufrida afición almeriense. No se le puede reprochar nada, de hecho, he de reconocer que hubo un momento en el que yo también pensé que si el Almería daba la campanada en el campo del Huesca, los de Lucas Alcaraz podían empezar a creérselo, y aunque escasas, las opciones de luchar por algo más que la permanencia crecerían por encima de lo que entonces eran alucinaciones utópicas. 

En Huesca hubo sus opciones de victoria, pero por “H o por B” el sueño se quedó en empate. Después el Rayo nos bajó de la nube. También se pudo vencer, pero quienes luchan por el ascenso directo a primera no nos lo permitieron, y no se rascó ni un punto. Lo que ocurrió en Valladolid es más de los mismo, opciones de traerse los tres puntos a Almería las hubo, y muchas, pero dichosa nuestra suerte y nuestros errores garrafales, nos quedamos una vez más con cara de tontos.

Es lo que hay, un equipo para salvar la categoría, que nos endulza alguna tarde con los destellos más individuales que colectivos, con los famosos chispazos de Pozo, los chicharrazos de Rubén Alcaraz o las paradas imposibles de René. Cuando el fútbol de nuestro equipo ha de pasar por los pies de más jugadores, necesitamos cuarenta y cinco oportunidades para hacer gol, y a nuestros rivales les basta con un par de errores de nuestra zaga para sacar el máximo provecho. 

Les aconsejo que no se enfaden, tengan paciencia, pero de momento no hay para más, y por desgracia, aunque no se ha hecho un mal trabajo en cuanto a la renovación de la plantilla, éste volverá a partir casi de cero la temporada que viene. Es lo que tiene no invertir y tirar de cesiones de jugadores que, si “se salen” aquí, regresan de inmediato a sus equipos de origen. Para colmo, si alguno de tus jugadores en propiedad explotan, como es el caso de Pozo, se vende con urgencia para sacar dinero y sanear cuentas. Va siendo necesario un proyecto que enganche y cuaje poco a poco pero, así, hay que reconocer que es complicado. 

Por lo pronto, para que se den cuenta de cuál es la liga del Almería, observen donde han sacado los rojiblancos sus puntos en esta campaña. 19 de los 37 que suma, es decir, más de la mitad de los que tiene en su casillero, provienen de triunfos ante los equipos que se encuentran en descenso; Sevilla Atlético (6 de 6), Lorca CF (6 de 6), Córdoba (3 de 3) y Cultural Leonesa (4 de 6). Con eso creo que está todo dicho. De los otros 18 puntos restantes, 4 son contra el Nástic que también está por debajo de los rojiblancos en la tabla y 1 más ante el Barcelona B, que está igualado a 37 puntos con los unionistas. Tan solo se han sumado 2 puntos frente a los seis primeros clasificados; Huesca 1 y Oviedo otro. El resto, 11, se consiguieron contra el Valladolid 1, Numancia 1, Zaragoza 3, Tenerife 3 y Lugo 3 equipos de zona intermedia.

Los números no engañan, se acabaron los cuentos de la lechera, la liga del Almería está en la parte media-baja de la clasificación, por lo que optamos a salvar la categoría, y en el mejor de los casos, subir, a lo sumo, dos o tres puestos.

One Response to La liga del Almería

  1. Juan Gabriel dice:

    Esto es mas de lo mismo y ya llevamos varios años asi, la próxima temporada si el equipo se mantiene en segunda división y sigue el dueño del club en esta misma dinámica que no cuente conmigo para renovar el abono, nos estan quitando las ganas entre todos, me dedicare a ver fútbol desde casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.