“Hemos jugado ya este tipo de encuentros, aunque el del sábado es ya ¡el partido!, porque después no hay más. Por lo tanto tenemos que saber controlar todos los aspectos, sobre todo el emocional”.

“Tenemos que darle toda nuestra confianza a los jugadores que vayan a viajar porque son los que quieren y pueden. Estamos en sus manos, yo el primero”.

“El equipo siempre ha competido y ha dado la cara, al margen de que las cosas hayan salido mejor o peor. Sólo hemos recibido dos goles en contra y hemos sumado ocho de los quince puntos en juego”.

“No tengo ningún tipo de dudas de que saldrá a por la victoria. Son profesionales y deben hacerlo; de hecho lo van a hacer. Francisco tendrá su corazoncito, pero esto es independiente. Planteará el encuentro para ganarlo”.

“No sé si el Lugo se va a jugar algo, desde luego a efectos clasificatorios, nada; nosotros, por el contrario, nos lo jugamos todo y no va a haber una motivación extra mayor que la nuestra”.

“No sé con qué jugadores contaré, todavía hay secuelas de la última jornada”. 

“Para la baja de Motta tenemos alternativas”.

“No, al cien por cien no, pero ni esta plantilla ni cualquier otra. Los que viajen son los que creemos los mejores para esta cita por unas causas u otras. Son, como decía, los que van a querer y poder. Nos jugamos el presente y el futuro de mucha gente, del club… A los que jueguen en Lugo no se les podrá recriminar nada”.

“Si estos aficionados viajan es porque creen en la permanencia, y si ellos creen, nosotros también. Es un desplazamientos muy largo, de muchísimas horas, pero creo que les merecerá la pena”.

“Saber que estarán en Lugo es una motivación más y nos ayudarán desde la grada, sobre todo en los momentos difíciles, porque los vamos a tener. Es uno de los campos más complicados de la categoría, el rival es muy bueno con una plantilla extraordinaria, y tiene un buen cuadro técnico. Va a ser un partido súper difícil y sólo puedo tener palabras de agradecimiento, una vez más, para la afición, que es de lo mejor de este club”.