Final de trayecto

30/05/18. Miguel Ángel Gutiérrez

29 de Junio año 2002. Campo de Pasaron, Pontevedra.

En tierras gallegas la UD Almería conseguía volver a segunda división dirigido magistralmente por Juan Martínez Casuco. Un equipo plagado de jugadores almerienses que contra pronóstico y con mucho esfuerzo consiguieron un hito histórico con unas limitaciones presupuestarias importantes. Los Moreno, Pía, Barbero, Esteban, Francisco, Raul Sánchez y Ortiz hicieron que aquel ascenso fuese aún más especial. Me acuerdo perfectamente de aquel partido, yo lo viví en una pantalla gigante instalada en la plaza del ayuntamiento. La locura se desató cuando Francisco anotaba el 1-2 y nos daba el ascenso.

16 años después, un 2 de junio, en Galicia, a 109 km de distancia de Pontevedra, la UD Almería se juega seguir perteneciendo a la LFP ante un Lugo que no se juega nada y dirigido por un almeriense, Francisco.

Paradojas del destino, suyo fue el gol del ascenso y suya puede ser la puntilla de un nefasto final de ciclo en la que se ha convertido esta UD Almería. Quede claro que lo que ocurra el sábado Francisco ni es ni será el culpable de nuestros males pero sí que son curiosas las vueltas que da la vida. Mi respeto y admiración para nuestro Francisco será eterno.

Después de tres años nefastos en los que nos hemos ganado por méritos propios abandonar el fútbol profesional, este club necesita una refundación y otros aires. El ciclo de Alfonso García se ha alargado demasiado y le han sobrado estos últimos años en los que ha perdido la ilusión por el futbol y estamos donde estamos por su culpa.

16 años de LFP que se pueden al traste este sábado y que puede ser un desastre para el fútbol de esta ciudad y provincia. Un descenso, que compartiendo opinión con nuestro querido vicepresidente Manolo García, puede conllevar importantes daños colaterales para el fútbol almeriense.

Después de lo visto el domingo contra el Alcorcón no confío en esta plantilla, la única esperanza que me queda y a la que me agarro es a la figura de nuestro míster Fran Fernández.

Los aficionados agradeceríamos al club que esta semana ningún jugador pase por rueda de prensa después del entrenamiento. Basta ya de topicazos y frases vacías delante de un micrófono para luego no echar en el campo lo que se tiene que echar y reírse en nuestras caras. Tener miedo a perder o a fallar no impide que corráis y presionéis como si la vida os fuera en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.