Empate con sabor agridulce en Santo Domingo


13/01/19. Miguel Cano

Alcorcón 0-0 UD Almería


Los rojiblancos amplían a ocho su racha de partidos consecutivos sin perder.

Ninguno de los dos equipos arriesgó. Solo jugadores puntuales como Nono y Pereira o Romera y Narváez aportaron algo más arriba.

El partido fue muy igualado pero el Almería dispuso de las mejores ocasiones de gol. La lucha en el centro del campo fue clave a lo largo de todo el encuentro.

La UD Almería volvía a Madrid para enfrentarse esta vez a un Alcorcón revelación en esta campaña. Los alfareros venían bien colocados (6º) en la tabla pero llevaban cinco partidos sin ganar, con cuatro derrotas y un empate. Los rojiblancos llegaban al choque muy finos, pues atravesaban siete jornadas sin perder. Los visitantes sabían que una victoria los colocaría muy pegados a los playoffs pero un pinchazo los dejaría en zona de nadie. Los madrileños salían con 4-4-2 mientras que los andaluces con el habitual 4-2-3-1, con la novedad de la vuelta de Rioja al esquema de Fran Fernández.

Nada más empezar, Pereira se plantaba solo pero su disparo se marchaba desviado. Una vez más, el Almería comenzaba aletargado. El Alcorcón dominaba algo más los tiempos, lo que impidió a los rojiblancos hacerse con el balón en los primeros minutos. Ni Álvaro ni Juan Carlos eran capaces de retener el esférico. Los ataques amarillos se daban por la izquierda pero Romera y Corpas se mostraban sobrios. A los diez minutos, el interior jiennense amenazó con una subida por su carril pero Dani Jiménez la neutralizó. Era el primer acercamiento del décimo clasificado.

Ambos conjuntos sabían lo que se jugaban y se notaba en cada lucha, por lo que el partido empezó y prosiguió algo exaltado. La primera ocasión del Alcorcón no se hizo esperar. En el minuto 20 una salida rápida liderada por Sangalli y Nono culminó con el remate del primero a las manos de René. Los amarillos se sentían mucho más cómodos y a veces embotellabana al Almería. Sin embargo, Laure tuvo que abandonar y entró un jugador que no había disputado ningún minuto en todo el campeonato. El Almería no sufría demasiado por las labores de contención pero apenas se asomaba en ataque. Los extremos, piezas determinantes para su equipo, se encontraban más pendientes de cubrir que de subir la banda.

El choque no tenía demasiadas ocasiones pero parecía que el Alcorcón podía disponer de algunas más. Los hombres de arriba se asociaban con relativa facilidad pero todo era repelido por la zaga unionista. En todo caso, De la Hoz pudo tirar tras una brillante recuperación pero Real no aprovechó la asistencia del ex de Albacete. En el 37´, Ibiza derribaba a Pereira pero el colegiado no vio nada punible. El encuentro se abrió en los minutos finales, y fruto de ello, el Almería dispuso de excelsas ocasiones. Primero Rioja con un disparo lejano al palo largo. Un minuto más tarde, en una misma jugada Corpas falló un mano a mano, otro Álvaro y de nuevo el extremo marraba el rechace de la defensa. Así terminaba una primera parte marcada por la igualdad y la lucha en el centro del campo.

El paso por los vestuarios no cambió el guión, y el escenario se mantuvo igual. El Almería comenzaba con tres saques de esquina consecutivos, y ahora era el Alcorcón quien despejaba la bola. Luego, Romera disparó desviado a los dos minutos tras marcharse de dos rivales en el 5, pero las intenciones del cuadro rojiblanco arriba ya eran otras.

El encuentro se volvió a igualar, y tuvo lugar de nuevo en el centro del campo. La banda derecha del Almería seguía a lo suyo, y Romera y Corpas se asociaban sin problema, amenazando a la zaga amarilla. En el 58´, Nono a punto estuvo de anotar un muy buen gol. René se quedó clavado pero el tiro pasó por encima de su palo. Dos minutos después, entraba Casadesús por Juan Muñoz en busca de soluciones arriba. De todas formas, Pereira seguía incomodando a los dos centrales. El primer cambio de los visitantes llegaba en el 66´. Narváez ingresaba en detrimento de un activo Corpas. Parecía que el choque se había dormido pero el disparo sin ángulo de Sangalli terminó de despertarlo. René estuvo muy atento para despejar.

Los medios no establecían conexión con sus atacantes. Álvaro y Juan Carlos Real no aparecían, y solo Pereira parecía buscar algo más. De hecho, ningún conjunto tomaba demasiados riesgos. De nuevo era el Alcorcón el que tomaba el testigo pero sus posesiones daban la sensación de ser más intrascendentes que importantes. Fran Fernández daba la oportunidad a Arzura en el 76´ por un De la Hoz tímido. Mientras, Eteki seguía amonestado pero muy seguro en cada una de sus movimientos

La inacción se quebrantaba a veces con un Nono omnipresente. Él mismo disparó centrado pero con una diagonal muy atrevida. No se movía demasiado el choque y conforme pasaban los minutos, ambos parecían conformarse con el empate. De todas formas, las posesiones más largas pertenecían a los locales y los visitantes no promovían demasiadas contraataques. El juego combinativo de los rojiblancos sustituyó al directo, aunque no funcionaba y los centrales llegaban casi siempre rescataban el balón antes que el nueve de Elche.

En el 87´ pudo adelantarse el Almería con otra oportunidad compuesta. Dani Jiménez se erigió otra vez como salvador de los suyos, pues desbarató el disparo de Narváez y sacó a Rioja una ocasión a bocajarro. El Almería llegaba poco pero cuando lo hacía, creaba bastante peligro. Por aquí la victoria se asomaba algo más.

Con todo, los minutos finales pasaron muy rápido. Los tres de descuento empezaban con la entrada de Caballero. La falta de Rioja daba algo de esperanzas pero Caballero se recreaba e impactó el esférico con el brazo. Poco más dio un descuento en el que no dio tiempo casi para nada. Con el empate, el Almería se aleja aún más de la zona de descenso y amplía a ocho los partidos consecutivos sin perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.