El tiempo es oro

13/06/18. Miguel Ángel Gutiérrez

Acabada la liga ya hace unos días, estamos en unas fechas que son las más delicadas y las más importantes a la hora de empezar a confeccionar y gestionar una plantilla para el próximo curso. Y nuestro Almería parece vivir en el letargo de su presidente, que parece estar deshojando una margarita y no sabe si vende o no vende.

Está claro que esto de vender no es de un día para otro, pero en las fechas que estamos no es para dormirse en los laureles y dejar un equipo paralizado mientras el resto se está moviendo y cogiendo posiciones. A parte de la incertidumbre que se está creando. La dirección deportiva parece ser que tiene a varios jugadores apalabrados pero estos estarán con la mosca detrás de la oreja y acabarán cogiendo otras opciones. El que está pendiente de renovar tampoco se fía y se marchará. Y los que tienen contrato seguro que sus representantes ya los están poniendo en el mercado.

Ante tal panorama, Alfonso tiene que tomar una decisión lo antes posible, la segunda división del próximo curso va a ser de las más duras de los últimos años y más atractiva que la propia primera división. Deportivo, Málaga, Las Palmas, Sporting, Zaragoza, Oviedo, Cádiz, Osasuna, Granada, Tenerife, Córdoba, Mallorca,…… Es urgente ponerse a trabajar ya para confeccionar un equipo lo más competitivo posible.

Si en anteriores campañas hemos sido incapaces de fichar gente con talento este, verano salir a fichar va a estar aún más complicado, tanto por los salarios como por las aspiraciones de la mayoría de los equipos. 3 años salvándote en el último partido no es nada atractivo para que te puedas traer un buen futbolista. 3 años en los que hemos lapidado el status y nombre que teníamos en la categoría.

Como se suele decir, la miseria genera más miseria.

Alfonso vende ya y deja que fiche y haga el equipo quien tenga que venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.