El finiquito

24/02/20. Javier Montoya

Todo melómano tiene sus borrones que dan la nota y yo no iba a ser menos. Porque esta UD Almería del último mes me inspira canciones de dudosa calidad, como la de los leones. Pero ese es otro cantar, a lo que voy es a explicar que titulo este artículo con lo que podría ser una canción casposa del verano de finales de los 80.

Prueben a cambiar mi titular por El chiringuito, mezclen en su mente al (¿cantante?) Georgie Dann con el (¿periodista?) Josep Pedrerol y, si siguen vivos cerebralmente, cambien de la letra de la original una palabra por otra. El artista antes conocido como Guti, parece buscarlo.

“Yo tengo un finiquito a orilla de la playa… Si sube la marea me va de maravilla”. El empate a nada ante el Fuenla de Sekou es la última muesca en el cargador de José María Gutiérrez, su último gran éxito tras el hit de pasar de estar en el disparadero a pasar a ser confirmado hasta final de temporada y con importantes refuerzos en su staff técnico. Llámenlo magia o ahorro. El de su finiquito, al que por supuesto no iba a renunciar, claro. Y está en su derecho porque no es moco de pavo, por supuesto.

En el noble arte de buscar que te echen de tu trabajo para conseguirlo, el (¿entrenador?) rojiblanco decidió que Fernando retomara su puesto en la portería en detrimento del efímero Sivera. Hasta ahí bien, incluso la alineación y el primer cambio. Ya lo de retirar a tus dos delanteros cuando supuestamente vas a por la victoria…

Yo no lo haría. Usted que me lee tampoco lo haría. Pero claro, ninguno de los dos es entrenador y quien lo hizo sí. Punto. No sé si le gusta Georgie Dann o es más rockero al que le van más Héroes del Silencio y busca la chispa adecuada. Turki no será muy de Extremoduro pero tiene pinta de que va a subir la marea. Y se lo va a llevar todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.