El filial y los filialistas

13/09/18. Juanjo López

Sekou, Chema, Lin, Martos y, hasta el propio míster del primer equipo Fran Fernández, han pasado o siguen estando en las filas del que llamamos mis compañeros de cámara deportiva (los grandes de Felipe Ortiz, Diego Carmona y Moisés) “el equipo de nuestros niños”. Ellos cuatro, además del resto de sus compañeros, también han sido protagonistas esta semana en el último encuentro disputado correspondiente a la Copa de S.M. Los cuatro, en sus distintas posiciones e intervenciones, nos han dado a los filialistas –término que me acabo de inventar para los que seguimos al filial desde hace mucho tiempo, años diría yo-, la alegría de poder ver con nuestros propios ojos, como ese filial va dando sus frutos, va creciendo, tapando bocas incluso de aquellos aficionados de poca fe, que no tienen o no han tenido la suficiente confianza en quienes a base de trabajo, silencio y perseverancia, van pasito a pasito fraguando para nuestro gozo –la de los filialistas- su futuro.

Sekou fue el revulsivo rojiblanco que el equipo necesitaba para hacer la gesta de la remontada, dejando un mensaje muy claro… “aquí estoy”. Este jugador gozará muy pronto de más minutos que muchos de los delanteros que ha tenido y tiene la UDA, tiempo al tiempo.

Por su parte, Chema -ya lo he dicho en muchas ocasiones- no es un jugador cualquiera, es el jugador que necesita este equipo, los defensas de Tercera de la pasada temporada, todavía sueñan con su frescura, pronto los de Segunda harán lo propio, Fran lo conoce y sabe que el engranaje va a pasar por sus botas sí o sí, por algo lo quería y por algo Chema se quedó aquí.

La cesión de Lin por segundo año por el Real Madrid, es lo único malo que tiene este jugador, no porque sea una cesión, no porque pertenezca al Club blanco, lo digo porque ya me gustaría que su contrato fuese en propiedad, quizás en este último encuentro no pudimos disfrutar del verdadero Lin, pero seguirá teniendo oportunidades a lo largo de esta temporada.

Y me dejo para el último a Iván Martos, el lateral catalán debutó por primera vez con el primer equipo en un glorioso encuentro -nadie ha dicho nada de su ejemplar intervención-, colmado de mucho oficio y carácter, a nadie dejó indiferente, hasta los comentaristas de beIN LaLiga no pararon de florear con mucho merecimiento su debut, el joven jugador lleva tres temporadas trabajando sin hacer ruido, pero con la confianza que tarde o temprano le llegará.

Quiero terminar este artículo de opinión dedicando unas líneas también al resto de la plantilla del Almería B, Batalla, Lara, Damián, Antonio Jesús, Urri, Navas, Engonga, Javi, Lozano, Sergio, Callejón, Guirao, Javi Lara, Abenza, Siles, Raneda, Tomás y Yuness, a todos les pido paciencia y que sigan su línea de trabajo, porque hay mucha calidad en cada uno de ellos, no es sólo orgullo por mi parte decirlo, no hace falta, es una realidad que muchos de estos nombre los veremos anunciados en los onces de la Primera División, pongo como ejemplo el del ex capitán Joaquín Fernández.

#OpinionJuanJoLopez

NOTA: Va siendo hora que Alfonso García mime a estos chicos, nuestros niños para los filialistas, hemos dejado escapar la oportunidad de realizar la Ciudad Deportiva, cuna de muchas joyas de otros equipos con menos potencial que la UDA, joyas que, a lo largo, han sido y son el mejor activo de esos equipos. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.