El efecto “Lucas Alcaraz” sigue moviendo banquillos en la UDA

28/04/18. Alejandro Rubio

“El batir de las alas de una mariposa puede provocar un huracán en otra parte del mundo”… Con esta simple frase podemos resumir en qué consiste el efecto mariposa. Pequeñas acciones pueden ayudar a crear grandes cambios. Esto, aplicado al mundo del fútbol, es lo que ha pasado esta semana en la UDA.

Comenzamos la semana con la salida, pactada o no de Lucas Alcaraz. Eso provocó los primeros movimientos en los banquillos rojiblancos, ya que Fran Fernández, hasta entonces entrenador del filial, que milita en Tercera División, ascendió (esta vez de manera definitiva) al primer banquillo rojiblanco, al menos para terminar la Liga123.

Hasta ahí es la historia que todos conocemos. Pero empezaron a generarse problemas más abajo. El primero de ellos el vacío de poder en el banquillo del filial. Tras 24 horas de negociaciones, el mismo fue ocupado por un hombre de la casa, el mojonero Esteban Navarro, volviendo así al club del que no debió salir en verano. Con él volvieron igualmente Luis Hernández como preparador físico y Jesús Oliver como preparador de porteros.

La cosa no acaba ahí. El que hasta ese momento venía ejerciendo de ayudante de Fran Fernández, el malagueño Sergio Matez (entrenador del cadete A), se ha desvinculado el mismo viernes del club, por cuestiones personales, y ha dejado otra vacante en las bases, noticia que a esta hora no ha sido confirmada aún por parte del club.

Esperemos que pare ahí el movimiento en los banquillos, y que todo esto sean simplemente casualidades. ¿Han entendido ya la parábola de la mariposa?

Lo más importante del asunto es lo que pase el sábado a las 4 sobre la hierba del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Nos jugamos la vida. Así que prietas las filas y todos con el equipo. Vamos UDA¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *