El doctor Jekyll aparece por el Almería

04/12/17. Manolo Serrano

Sin querer lanzar las campanas al vuelo, la imagen de la UD Almería de Ramis en sus últimos encuentros como técnico rojiblanco, no se parece absolutamente en nada a la que ha ofrecido ahora ante el Zaragoza, el Barcelona B o ante el Tenerife, sin ir más lejos. Es indudable que el equipo no pasó por encima de sus rivales, si acaso frente al Zaragoza si que mostró una superioridad más manifiesta, pero no fue así ante el filial blaugrana ni contra un inocente Tenerife en ataque, pero tampoco sus adversarios pasaron por encima de él, y eso es lo mínimo que se debe de exigir a nuestro equipo.

Se puede perder, más aún en una categoría tan igualada como la segunda división, lo que no es de recibo era la forma en la que lo hacía la UD Almería en partidos como el que disputaron ante el Sporting, el Cádiz o en Albacete, donde se cayó por idéntico resultado en todos ellos, de dos goles en contra por cero a favor. Antes se había perdido en casa por cero a uno ante el Reus, o por cero a tres ante el Huesca, resultados duros y difíciles de encajar para una afición que merece muchísimo más.

El conjunto rojiblanco ha sacado a relucir al doctor Jekyll, ese que demuestra saber competir y que tuvo las ideas muy claras, con un esquema y sistema de juego bien definidos, pese al poco tiempo del que ha gozado Lucas Alcaraz, o tuvo Fran Fernández en su momento. Nos guste más o menos, este sistema de menor posesión y mayor agresividad y verticalidad en ataque, ofrece más garantías para puntuar.

Nos da que pensar que la plantilla no estaba en su día con Luis Miguel Ramis, aunque queriendo ser más benévolos, podemos creer que el sistema no era el idóneo, o que los jugadores no entendían o no estaban preparados para llevar a cabo el juego que el técnico tarraconense les intentaba inculcar. En cualquier caso, ha quedado demostrado que son capaces de lo mejor y de lo peor, de manera que habrá que estar alerta, como bien dijo Lucas Alcaraz tras al victoria de ayer, para que este joven equipo no se transforme en el señor Hyde que tanto nos hizo sufrir en el mes de octubre y hasta mediados de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *