El conformismo

11/05/19. César Vargas / @_CesarVargas

Nos tiene acostumbrados Miguel Ángel Corona a analizar, prácticamente de forma semanal, la actualidad de la UD Almería, casi siempre en un entorno simpático como es la emisora oficial del club, donde no recibe réplica alguna, responda lo que responda ante esas amables preguntas pactadas previamente. Esta semana, en su habitual espacio radiofónico, analizó con excesivo conformismo el futuro a corto plazo del equipo rojiblanco, es decir, lo que puede dar de sí el mercado de fichajes.

Habló de renovaciones. De dos, más concretamente. Las de René y Romera, mostrándose optimista en ambas. De Juan Carlos, pilar fundamental que también acaba contrato, ni mu. Tampoco nos contó la postura del club con respecto a los cedidos, concretamente Saveljich o Ibiza, dos de los más usados por Fran Fernández.

Con respecto a la venta de alguno de los demás miembros del plantel, Corona fue tajante: el club no negociará. Se remitirá a la cláusula, que “no será un problema para los equipos de Primera División”. Así, de esta forma, vino a insinuar que cualquier conjunto de la máxima categoría se puede llevar a los Rioja, Corpas, Álvaro y compañía a un precio de saldo. De hecho, el extremo sevillano ya parece con pie y medio fuera del club y, con respecto al máximo goleador del equipo, el director deportivo recalcó que “nosotros tenemos que fabricar pichichis porque no podemos ficharlos”. En este caso, eso no es necesario. Sería suficiente con mantenerlo en el equipo.

Es obvio que el club no tiene el potencial económico para convencer a ciertos futbolistas llamados por el lujo de Primera, pero no deja de ser desalentador comprobar cómo la directiva tira la toalla desde antes de terminar la temporada. Prácticamente, se da por hecho que el proyecto tendrá que empezar de cero con un chorro de jugadores nuevos. Andoni, Saveljich, Ibiza o Narváez terminan su cesión. Juan Carlos y Luis Rioja se marcharán. Corpas y Álvaro tienen papeletas. Y la renovación de Fran Fernández está en el aire. Son demasiadas dudas para un año que ha dejado tantas cosas claras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.